“Pararse a sentir en este 2019” por Cayetano Portugués Fernández

Hoy día, es fundamental abstraerse de lo que los expertos denominan infoxicación y por tanto no sólo leer sino corroborar y evaluar con nuestros propios criterios lo que sucede a nuestro alrededor

PublicidadJuega Limpio Orihuela

Vivimos en una vorágine de información instantánea que no nos deja margen para pararnos a pensar y crear nuestro propio sistema crítico. Las noticias encadenadas llegan por distintas vías en cuestión de segundos y lo que un día creímos que podía ser una de las herramientas estrellas para el conocimiento y la información como es internet o las redes sociales, en muchas ocasiones se ha convertido en un mar de noticias falsas, de crispación y especulación.  Hoy día, es fundamental abstraerse de lo que los expertos denominan infoxicación y por tanto no sólo leer sino corroborar y evaluar con nuestros propios criterios lo que sucede a nuestro alrededor.

Y a propósito de corroborar, si hoy domingo saliésemos a dar un paseo por la ciudad del poeta Miguel y preguntásemos por la noticia del mes, coincidiríamos casi con total seguridad en que ha sido la apertura al servicio del nuevo Centro de Salud del Rabaloche, un centro que el PP sostuvo en barracones durante más de una década y que hoy ya no es sólo noticia y foto sino realidad tangible en el día a día de las personas del barrio. Y es que si tuviésemos que evaluar los avances en el conjunto del municipio desde lo que vemos y no sólo a través de fotos o palabras, comprobaríamos que si Orihuela en su conjunto está un poco mejor que hace 4 años es gracias al cambio de gobierno de mestizaje que trajo consigo Mónica Oltra.

Publicidad

Ha hecho más por esta gran ciudad, su patrimonio y su gente el Consell que el propio Bascuñana y su equipo de gobierno. Hoy, si el Ayuntamiento ha contratado a decenas de personas jóvenes que buscaban su primera oportunidad laboral o personas en desempleo con experiencia, ha sido gracias a los programas “avalen” de la Conselleria de Compromís.

Si hay más personas que reciben la ayuda en dependencia o los servicios sociales y asociaciones que cuidan de personas con diversidad funcional y de nuestros mayores reciben más financiación es gracias a la Conselleria de Oltra. Si hemos sido capaces de clausurar la etapa más negra del vertedero de La Murada ha sido gracias al gobierno verde de esta Comunidad. Y no sólo eso, la mayor protección territorial de nuestra comunidad ha venido por parte de este gobierno de cambio donde Compromís ha sido protagonista.

El PATIVEL o la protección de Sierra Escalona y Dehesa de Campoamor, han sido ejemplos claros. También tenemos coles dignos en Orihuela Costa, sin barracones, y más que llegarán al resto del municipio aunque Bascuñana y Cuartero no hagan su trabajo y sigan posponiendo las mejoras de otros centros como el Thader.

En contraposición y a pesar de que el Consell ha dotado con más BICs a Orihuela y nuestro patrimonio tiene un mayor grado de protección, el gobierno del Partido Popular está invisibilizando y dejando olvidado nuestro patrimonio. Encontramos los EDUSI como una ilusión óptica que estamos cada vez más cerca de perder y las obras más significativas como han sido la remodelación de los andenes o la “restauración”, por llamarlo de alguna forma, de la plaza de toros se resumen en chapuzas con sobrecoste.

Desde Compromís por Orihuela hemos mostrado trabajo, unión y compañerismo durante estos años pasados, algo que no se puede decir en otras casas y es que desde 2015 entendimos que teníamos que hacer valer en nuestro municipio el cambio de paradigma que trajo consigo la llegada de Oltra al gobierno de esta Comunidad.

No podíamos dejar pasar la oportunidad y la confianza que miles de personas habían depositado en nuestra formación tanto a nivel local como a nivel autonómico y hemos sabido conjugar bien entre el esencialismo de los ideales y el pragmatismo que realmente hace tener los pies en el terreno y mejorar la vida de las personas. Para ello, hemos sido capaces de sacar el debate de la política del pleno y llevarla a la calle para sorpresa de las distintas formaciones políticas.

Las mismas que nos tomaron por jóvenes inexpertos se revolcaban por los suelos, literalmente, al más puro estilo de los cómics del gran Paco Ibáñez para espiar no sé qué. Sin embargo estos jóvenes han acabado dando una buena lección de regeneración, trabajo, honestidad y amor por su pueblo.

Encaramos un nuevo año que empieza con la misma ilusión con la que comenzamos y sabiendo que hoy por hoy, Compromís por Orihuela es una opción progresista afianzada en nuestro municipio con un equipo humano extraordinariamente honesto y trabajador y con un proyecto claro de municipio que integra cada barrio y pedanía y que pone en valor y protege lo que somos y lo que tenemos. Y es que desde pequeñico aprendí que los deseos los convertimos en realidad con nuestro trabajo y optimismo y que una vez se hacen tangibles los hacemos valer a cada minuto de nuestra existencia.

Así que a este 2019 le pido que cuando las sombras de los fantasmas acechen, nos paremos a sentir y seamos capaces de escapar de vez en cuando de la fibra óptica y las parabólicas, que nos bombardean con (des)información, para pasear y hablar con la gente y dejar que nuestra mente tenga derecho a pensar y evaluar a partir de lo que vivimos y lo que vemos y no de lo que nos cuentan.

Publicidad