Un colegio de Elda es testigo del crimen machista de un hombre hacia su pareja

A las 5 y 10 de la tarde un hombre a disparado a una mujer con la que tenia lazos sentimentales en el interior de colegio Santo Negro en lo que sería un crimen de violencia de género

PublicidadJuega Limpio Orihuela

A las 5 y 10 de la tarde un hombre a disparado a una mujer con la que tenia lazos sentimentales en el interior de colegio Santo Negro en lo que sería un crimen de violencia de género

Una mujer de unos 28 años de edad había ido a recoger a su hijo como cada día sin esperar que hoy, iría su pareja sentimental con una pistola para intentar matarla. La mujer que estaba con su hijo de 4 años en esos momentos acompañada de padres, profesores y otros niños no se podía esperar que el hombre con el que había estado viviendo hasta hace poco la dispararía en la cabeza. Hasta el momento se sabe que la mujer está en estado de muerte cerebral, su vida pende de un hilo en la UCI del hospital. El hombre disparó su arma de fuego hasta cinco veces para salir corriendo y meterse en el coche donde se pegó un tiro en la boca. A pesar de que tenía una pistola del calibre 9 no poseía licencia de armas de fuego. El colegio Santo Negro de Elda situado en la Avenida Conde, es un centro de Educación Infantil donde asisten niños de ente 5 y 11 años. Al parecer se sabe que la mujer había denunciado a su pareja por malos tratos, ya que había sufrido varios episodios de violencia de género. Ya el día anterior, martes, fue detenido por agentes de la Policía Nacional de Elda-Petrer por un presunto delito de quebrantamiento de las medidas judiciales que estaban destinadas a garantizar la protección y seguridad de la víctima. Sin embargo, este incidente sólo sirvió para prestar declaración y avivar las brasas de lo que ocurriría en el día de hoy. Aunque no estaban casados hacían relación de pareja marital y ella era vecina de Monforte del Cid. El agresor de unos 31 años ya tiene una hija de unos 10 años de una anterior pareja. La Conselleria de Educación en coordinación con la de Sanidad y la de Igualdad tienen previsto asistir de cualquier atención psicológica al centro educativo y a pedido que se respete la intimidad, garantizando así, la tranquilidad de la comunidad educativa.

Publicidad
Publicidad