Carlos Castillo denuncia la política de bloqueo y mentiras de Compromís frente a la política de consenso del resto de grupos

El vicepresidente resalta que las subvenciones financieramente sostenibles se ajustan a los criterios pactados con PSPV y EUPV y están absolutamente legitimadas.

Juega Limpio Orihuela

El portavoz del equipo de Gobierno de la Diputación de Alicante, Carlos Castillo, ha criticado “la política de bloqueo” que está ejerciendo Compromís en la institución provincial “frente a la búsqueda de consenso” por la que trabajan el resto de grupos políticos.

Castillo ha explicado que el paquete de subvenciones nominativas recogido en la propuesta de distribución de las ayudas financieramente sostenibles de 2018 “se ajusta a los criterios y requisitos pactados en el pleno del 7 de febrero de 2018 por PP, PSPV -grupo que planteó la iniciativa- y EUPV, lo que otorga absoluta legitimidad a las mismas”.

“Uno puede entender que desde la oposición se ataquen las decisiones del equipo de gobierno, con argumentos más o menos coherentes, lo que resulta absolutamente incompresible es que, además, se ataquen al resto de grupos cuando se alcanzan acuerdos, lo que únicamente puede interpretarse desde el punto de vista del bloqueo institucional y de su intento por reventar la Diputación desde dentro”, ha indicado.

El también vicepresidente del Gobierno Provincial ha negado que con estas ayudas se esté actuando contra una resolución judicial “ya que la misma iba contra un acto administrativo que quedó extinguido en el mismo momento en que el Ayuntamientos de Busot, además de los de La Nucía y Mutxamel, renunciaron a las ayudas y la propia Diputación revocó en pleno las citadas subvenciones”.

Castillo ha insistido en que “no se ha podido suspender nada porque las subvenciones fueron revocadas y jamás se ejecutaron y, por tanto, no han existido ni en política ni en derecho, lo que implica que la vía jurisdiccional ha muerto”. En este sentido, ha apuntado que “la argumentación esgrimida por Compromís solo se puede sostener desde la ignorancia y la mentira y desde la perversa intención de confundir a los ciudadanos”.

Asimismo, ha indicado que la formación nacionalista reclama diálogo y consenso “y cuando supuestamente hemos alcanzado un acuerdo se da la vuelta y traiciona la confianza”. Castillo ha lamentado, además, que “dentro de su incoherencia, Compromís bloquee en la Diputación de Alicante lo que permite en la Diputación de Valencia, donde forma parte del equipo de gobierno y donde sistemáticamente se conceden subvenciones nominativas, las llamen como las llamen”, ha señalado.

Finalmente, el portavoz ha defendido el derecho de los ayuntamientos de Busot, La Nucía y Mutxamel a solicitar ayudas a la institución provincial “como lo hacen el resto de consistorios de la provincia de Alicante”. Al respecto, ha recordado que las inversiones financieramente sostenibles recogen 22 subvenciones directas “que incluyen localidades de todas las comarcas y de distintos colores políticos”.

Compromís advierte al PP que si persiste con las ayudas ‘a dedo’ volverán a llevarlas ante la Justicia

Compromís ha advertido al equipo de Gobierno de la Diputación de Alicante que ampliará la denuncia que presentó ante un juzgado de lo Contencioso-Administrativo si persiste en la concesión de ayudas a dedo a dos de sus vicepresidentes y otros miembros de su gobierno por valor de 2,7 millones. Estas ayudas, que ya fueron suspendidas por el tribunal por su carácter arbitrario, están dentro de un paquete de ayudas nominativas de siete millones que causará en 2018 una reducción del 40% de las subvenciones sostenibles para los 141 pueblos de la provincia, paquete inversor que sí se concede con criterios objetivos.

La coalición insiste en su negativa a dar ayudas a dedo sin justificar, conocidas administrativamente como ‘nominativas’, y estudiará acusar de un delito de desobediencia al equipo de gobierno si continúa con su intención de adjudicar a varios de sus miembros subvenciones sin urgencia o sin condición extraordinaria alguna.

“Interpretamos que la diputación está haciendo caso omiso a un tribunal para sacar adelante ayudas electoralistas y sin justificación, a dedo, que esconde en anuncios sobre planes de inversiones sostenibles”, ha explicado el portavoz del grupo Gerard Fullana.

Compromís ha solicitado la retirada de todo el paquete nominativo de 7 millones creado para resucitar las ayudas a dedo de los vicepresidentes y miembros del gobierno cuestionadas por resolución judicial y que este se ingrese bajo criterios poblacionales como el año pasado a los 141 municipios.

Baix Vinalopó, L’Alacantí y La Vega Baja, las comarcas más perjudicadas

El total de los siete millones presupuestados en nominativas causará que el fondo de ayudas sostenibles –sí repartido con criterios iguales para todas las poblaciones- se reduzca en una media de casi el 40%.

Las comarcas más perjudicadas porcentualmente con respecto a lo recibido en 2017 son el Baix Vinalopó (-46,51%, 400.013 euros menos), L’Alacantí (-44,69%, 936.004 euros menos) y la Vega Baja (44,69%, 2,1 millones menos).

Cuantitativamente, además, los pueblos de la Marina Alta dejan de recibir 2.010.852 euros; la Marina Baixa, 1.127.998 euros; y los pueblos del Alto y Medio Vinalopó dejarán de recibir 1.195.873 euros menos en adjudicaciones objetivas.