Ayuntamiento, Generalitat y comunidad educativa del CEIP La Paz de Torrellano acuerdan construir un nuevo colegio

El alcalde destaca la importancia de que la solución definitiva haya sido consensuada por todas las partes y confía en que las obras comiencen en verano del próximo año.

Juega Limpio Orihuela

El alcalde de Elche, Carlos González, el subdirector de Infraestructuras de la conselleria de Educación, Jesús García, la ex concejala de Educación, Patricia Macià, y la nueva concejala del área, María José Martínez, se han reunido con la dirección del colegio La Paz de Torrellano y con los representantes de los padres con el fin de dar una solución a los problemas del centro.

Un encuentro en el que se ha acordado por todas las partes descartar la remodelación del actual colegio y proceder a su derribo para levantar un nuevo colegio. Cabe recordar que Ayuntamiento, Generalitat Valenciana y comunidad educativa de La Paz llevan meses trabajando en la búsqueda de una solución para un centro saturado y con graves problemas de infraestructuras.

“Estoy convencido de que hemos adoptado la mejor decisión posible para el colegio público La Paz. Vamos a construir un nuevo colegio cuyo proyecto va estar finalizado en un plazo record ya que a final de año dispondremos del nuevo proyecto, lo cual posibilitará que el próximo verano salga de aquí la comunidad educativa para ir a aulas provisionales y puedan comenzar las obras”, ha explicado el alcalde quien ha reiterado que “es la mejor decisión porque vamos a contar con un colegio nuevo, totalmente adaptado a las nuevas exigencias y además, con comodidades y mejoras como la climatización y un aula para alumnos de dos años”.

González ha destacado la importancia que tiene que la decisión de no rehabilitar y contruir un nuevo centro se haya adoptado con el consenso de todas las partes.

En la misma línea se ha pronunciado la directora del colegio, Alicia Carmona, quien ha destacado que “vemos la luz al final del túnel, la reunión de hoy ha sido muy satisfactoria. Tenemos noticias buenas y plazos que si se cumplen entran en los que teníamos en mente desde las primeras reuniones”.

Por su parte, el subdirector de Infraestructuras ha señalado que construir un nuevo centro en vez de rehabilitar el actual es más rentable y se acortarían los plazos para su entrada en funcionamiento.
“Por unanimidad hemos acordado derruir el colegio y construir uno nuevo. El proyecto para la nueva construcción estará redactado en diciembre de este año. A partir de enero comenzará la licitación dela nueva obra. A final del próximo curso el alumnado tendrá que salir del colegio y comenzarían las obras”, ha indicado Jesús García.

Las obras se prolongarían durante 18 meses y el presupuesto de la actuación rondará los 5 millones de euros.