Una empresa de Elche y Agatha Ruiz de la Prada crean una colección de calzado vegano

La marca ilicitana de calzado eco-sostenible 'Slowwalk' y la reconocida diseñadora Agatha Ruiz de la Prada se han unido para la creación de una colección única de calzado vegano para la próxima temporada primavera-verano 2019.

Agatha
PublicidadJuega Limpio Orihuela

La marca ilicitana de calzado eco-sostenible ‘Slowwalk’ y la reconocida diseñadora Agatha Ruiz de la Prada se han unido para la creación de una colección única de calzado vegano para la próxima temporada primavera-verano 2019.

Al igual que todos los modelos veganos diseñados y fabricados por Slowwalk, este calzado contará con el certificado de protección animal “Vegan Approved” de PETA y “Animal Free”, que asegura su fabricación completamente libre de cualquier componente animal, siendo un calzado cien por cien Animal Friendly.

Publicidad

Esta fusión de las firmas dará lugar a una carismática colección, libre, alegre y colorista, compuesta por una quincena de neoalpargatas confeccionadas en algodón 100% ecológico a partir de tintes al agua sin ningún uso de productos químicos, según han destacado fuentes de la empresa ilicitana en un comunicado.

Esta colección de calzado vegano “Made in spain” será fabricada por Slowwalk en la ciudad de Elche y estará a la venta a partir de 2019 en zapaterías, así como en las tiendas oficiales de Agatha Ruiz de la Prada y a través de las tiendas online de ambas firmas.

Las primeras creaciones han sido presentadas en el desfile de Ruiz de la Prada celebrado en la última edición de Gran Canaria Moda Cálida, donde ha destacado por sus singulares e imaginativos diseños, en los que se combinan refrescantes colores, fantasiosas texturas y divertidos estampados, la insignia inconfundible de la diseñadora madrileña.

La firma ilicitana sacó hace unos meses al mercado una revolucionaria colección de zapatillas, las ‘Teemo Rinnova’, confeccionada a partir de la parte no comestible del maíz que, combinado con poliuretano sintético, adquiere características que le permiten convertirse en un material para ser aplicado en zapatos o bolsos y con el menor impacto posible al medio ambiente.

Asimismo, Slowwalk ha sido la encargada de reinventar el concepto de las tradicionales alpargatas para usar en los meses de verano, inspiradas en el este singular calzado de origen mediterráneo.

Estos zapatos incorporan una suela de goma de látex natural reciclado obtenida a partir del caucho de otros pisos que, además de ser sostenible, es muy confortable por su flexibilidad, capacidad amortiguadora de impactos y diseño anatómico, y va cosida directamente al textil a partir de un cordón, a diferencia de otras alpargatas existentes en el mercado que en lugar de ir cosidas van pegadas con adhesivo.

El objetivo es continuar en el futuro con un calzado cada vez más sostenible y seguir marcando tendencia.

Publicidad