Alicante pone voz a las víctimas en los actos de conmemoración del 80 aniversario del bombardeo del Mercado

Los representantes de todos los grupos de la Corporación han tomado parte en el homenaje, en el que se han reproducido grabaciones de sirenas de alarma, del picado de los aviones y de las explosiones de las bombas.

bombardeo
PublicidadJuega Limpio Orihuela

El Alcalde de Alicante, Luis Barcala, junto con la concejal de Cultura, Mª Dolores Padilla, todos los grupos de la Corporación, representantes de instituciones, como la cónsul de Italia en Barcelona, integrantes de la Comisión cívica para la recuperación de la memoria histórica, al lado de alicantinas y alicantinos han tomado parte en el homenaje a las víctimas por el bombardeo al Mercado en plena Guerra civil.

El alcalde de la ciudad, Luis Barcala, ha tomado la palabra en el acto, organizado por el Ayuntamiento, para manifestar que “es de justicia que desde las instituciones y los grupos políticos asumamos la responsabilidad de defender el recuerdo de nuestro pasado para dignificarlo”.

Publicidad

La mañana de aquél 25 de mayo de 1938, una escuadrilla de aviones italianos que despegaron de Mallorca bombardearon Alicante y concentraron su ataque contra el Mercado, lleno de personas de todas las edades que se afanaban en conseguir algunos víveres en aquellas fechas tan aciagas. El bombardeo causó unos 300 muertos, una de las mayores tragedias de la Guerra civil.

Actos de recuerdo como el de hoy, – ha explicado el alcalde en su alocución -, hay que darlos a conocer “a los más pequeños, a nuestros jóvenes, adultos y mayores, porque esto nos ayudará a tener una sociedad más democrática”.

El acto institucional, desarrollado bajo unas carpas en parte trasera del Mercado central, ha comenzado con la llegada de la “Marcha de los niños por la paz y la justicia”, nutrida por alumnos del colegio San Roque, que han leído un comunicado. A continuación, Pablo Rosser, ha dado la bienvenida al acto, en el se ha otorgado el protagonismo a las víctimas de la masacre y a los niños y jóvenes, según sus palabras, ya que “no hay memoria si no se transmite”.

La cónsul de Italia en Barcelona, Gaia Danese, ha puesto el acento en el “horror y el dolor” provocados en la población civil aquél 25 de mayo de 1938, en el el bombardeo llevado a cabo “por aviones del régimen fascista de Benito Mussolini”. “Creemos que todas las guerras son terribles y las agresiones a personas civiles es algo abominable y bárbaro y eso es lo que pasó en Alicante”. La representante consular ha explicado que en Alicante viven unos 9.000 italianos y se ha reafirmado en los valores actuales de la UE encaminados a lograr una Europa más justa y democrática “que no permita ataques a la población civil”. Danese ha alertado también de los riesgos de los nacionalistas y xenófobos en el marco de la UE.

La concejal de Cultura, María Dolores Padilla, ha indicado que su departamento ha preparado un amplio programa de actividades para recordar el bombardeo y honrar a sus víctimas. “Entre los principales objetivos figura el difundir un mensaje de paz, de justicia y de entendimiento”.

El calendario de eventos ha dado comienzo con ese acto institucional, para el que desde la Alcaldía han pretendido que estuviera revestido de una amplia representatividad oficial.

El cartel de actos seguirá durante el fin de semana por diversos espacios. Esta tarde, por ejemplo, en la sede de la Universidad de Alicante, se presentará el libro “La aviación fascista y el bombardeo del 25 de mayo de Alicante”, del catedrático de Historia Contemporánea Roque Moreno y en el que aportan sus estudios, además, varios investigadores locales. El Ayuntamiento colabora en su edición.

Una exposición que se montará en el palacio del Portalet, en el casco antiguo, sobre aspectos de la Guerra civil, mantendrá activa la conmemoración hasta el mes de septiembre.

Los instantes más dramáticos de la conmemoración se han vivido cuando los altavoces han reproducido las sirenas de alarma que avisaban a todo Alicante de la llegada de aviones de ataque durante la contienda. El estruendo de los motores y el estallido de las explosivos han hecho caer las lágrimas a algunos de los asistentes, en especial, a aquellos cuyos familiares directos vivieron la masacre, según han comentado.

Un grupo de estudiantes de danza del Conservatorio Profesional José Espadero han escenificado una performance inspirada en la vida cotidiana en el Mercado y la irrupción de la muerte con el bombardeo. A continuación se ha interpretado al violonchelo la pieza “Elegía – Alacant, de la tragedia a l’esperança” del compositor alicantino Miguel Brotons.

El descubrimiento de una maqueta de grandes dimensiones que representa cómo quedaría el paisaje calcinado de la zona del Mercado tras el ataque ha impresionado los asistentes al homenaje, que han depositado ramos de flores en su base.

Publicidad