fbpx

Xixona contará con un centro de día para personas mayores

La vicepresidenta destaca la 'alta rentabilidad de la economía de cuidar a las personas, generadora de riqueza y trabajo estable y no deslocalizado'.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha visitado Xixona donde ha informado que el municipio contará con un nuevo centro de día para personas mayores que dará empleo a 20 personas, unos «trabajos estables, bien remunerados y no deslocalizados».

Esta actuación se enmarca dentro del Plan Convivint de Infraestructuras Sociales de la Comunitat Valenciana 2021-2025 y supondrá una inversión de algo más de 420.000 euros.

La vicepresidenta ha visitado hoy Xixona donde ha celebrado una reunión de trabajo con su alcaldesa, Isabel López, y miembros de la corporación municipal en la que se ha acordado la delegación de competencias para la adecuación de un edificio de titularidad municipal, situado en la calle Torre de les Maçaners, 20, como centro de día para personas mayores.

Oltra ha agradecido a la corporación municipal el esfuerzo que está realizando para que este centro sea una realidad muy pronto. En concreto, el centro tendrá capacidad para atender a 60 personas mayores y se estima que, una vez en funcionamiento, contará con una plantilla de 20 trabajadores y trabajadoras de 15 categorías profesionales diferentes.

Servicios sociales municipales de Xixona

En su visita, la vicepresidenta también se ha reunido con los y las profesionales de los servicios sociales municipales, la «puerta de entrada» al Sistema Valenciano de Servicios Sociales.

Oltra ha agradecido su profesionalidad y compromiso con el nuevo modelo de atención a la ciudadanía impulsado por la Conselleria, y ha recordado la «clara apuesta por el municipalismo», con un aumento progresivo en los últimos años del presupuesto dirigido a la financiación de los servicios sociales municipales.

En concreto, en el caso de Xixona se ha multiplicado casi por cuatro la inversión destinada a sufragar los gastos de mantenimiento del equipo base de los servicios sociales municipales en los últimos seis años gracias a la implantación del contrato-programa, pasando de 46.110 euros anuales en 2015 a 180.238 euros en 2021.

Esto ha permitido pasar de una inversión por habitante en servicios sociales de 6,53 euros en 2015 a 26.25 euros en 2021, y de una persona profesional por cada 24.589 habitantes a una por cada 1.373.

Albergue en Tollos

Previamente, la vicepresidenta también ha visitado hoy el municipio de Tollos, donde ha mantenido una reunión de trabajo con el alcalde de la localidad, Félix Frau, y miembros de la corporación municipal para tratar sobre la reconversión de la antigua residencia de personas mayores en un albergue juvenil, también en el marco del Pla Convivint.

Oltra ha destacado que este tipo de actuaciones son una «muestra de la alta rentabilidad que ofrece la economía de cuidar a las personas», no solamente en su vertiente social sino también como «generadora de riqueza y empleo de calidad».

En este sentido, son ejemplos claros de que los servicios sociales «no tienen solo una función de atención a las personas que lo necesitan, sino que también son un elemento tracto de la economía para nuestros pueblos que contribuye, además, a evitar el despoblamiento de las zonas con núcleos de población más pequeños de la Comunitat Valenciana.»

Pla Convivint

Cabe recordar que el Pla Convivint impulsado por la Vicepresidenta y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas contempla una inversión de 561 millones de euros para la reforma o puesta en marcha de 247 instalaciones, que permitirán la creación de 6.600 nuevas plazas públicas en residencias y centros de día para los colectivos más vulnerables, como las personas mayores, con diversidad funcional o usuarias de prestaciones relacionadas con la salud mental.

Este ambicioso plan impulsa la construcción de centros públicos y la reforma de instalaciones que, en muchos casos, llevaban más de 30 años sin ningún tipo de actualización y que ahora se adaptarán a los nuevos modelos convivenciales que incluyen los aprendizajes adquiridos durante la COVID-19 y que sitúan a las personas en el centro.

Asimismo, funciona como tractor de la economía valenciana desde «una perspectiva feminista», basada en la revalorización de los cuidados y la economía del criar, cuidar y curar, y se prevé que pueda crear más de 3.500 puestos de trabajo directos desde una óptica de calidad y estabilidad.

La equidad territorial, garantizando que todos los departamentos de servicios sociales tengan, al menos, un recurso de cada tipología y que haya un recurso público a menos de 20 minutos si es diurno y a 30 si es residencial, es otro de los aspectos del plan destacados por la vicepresidenta, quien también ha puesto en valor su carácter ecologista y de fomento de la accesibilidad universal.

CatalanSpanish