VOX “luce músculo” en su enérgica presentación oficial en Alicante

El partido de Santiago Abascal muestra a sus principales candidatos al Congreso, Senado y Cortes Valencianas en un abarrotado acto. La pujante formación conservadora puso de ejemplo la Constitución de 1812 para escenificar el actual "resurgimiento nacional del pueblo español" que representa VOX.

Manuel Mestre tocando la bandera de España en su intervención/ Alejandro Ferrer.
Manuel Mestre tocando la bandera de España en su intervención/ Alejandro Ferrer.
PublicidadJuega Limpio Orihuela

“Héroes, villanos y víctimas”, como si de una película épica se tratase se presentó VOX en Alicante. Su número 1 por Alicante en el Congreso, el teniente general retirado Manuel Mestre, empleó esos términos para escenificar “el reto” de la pujante formación conservadora: “Rescatar la situación de peligro en que se encuentra la patria”. Para ello, Mestre “vistió con la capa de héroe” a VOX del que dijo que al final “triunfará” en su causa.

Precisamente, el candidato de VOX al Congreso fue “la estrella” del abarrotado acto. El público hizo honor a su cargo de general y lo recibió efusivamente con gritos de “¡viva!”. La réplica de Mestre fue superior, el postulante a un puesto en la Cámara Baja llegó portando la bandera de España bajo el brazo, que luego la colocaría en una mesa. A diferencia de los otros candidatos de su partido, Mestre abandonó el atril y apostó por una escenificación más cercana hablando con un micrófono en la mano y moviéndose de un lado al otro del escenario. Siguiendo la misma línea, Mestre usó un tono “campechano” para contar sus anécdotas y sus vínculos con la provincia de Alicante. Se puso más firme para criticar,  lo que desde VOX bautizan, “la dictadura de lo políticamente correcto”: “Yo pensaba que más democracia era más libertad, pero me he dado cuenta de  que no”. El candidato alicantino evidenció estos hechos con el silencio que guardan los profesores de universidad con ciertos temas en sus aulas y con el lenguaje inclusivo de “miembros y miembras”.

Publicidad

Además, Mestre desveló que decidió adentrarse en VOX por “imperativo moral” porque “no podía quedarme tranquilo en mi sofá viendo como un payaso se limpia los mocos con la bandera de mi país”. Acabó su intervención exponiendo el reto “heroico” que tiene por delante VOX: “La patria y el pueblo español (víctimas) están en peligro con el poder de los villanos”.  Estos “seres malvados” serían, según Mestre, “los supremacistas, separatistas, nacionalistas y el Gobierno de Pedro Sánchez”. Sin embargo, el candidato auguró un buen futuro para su formación en este reto con tintes de “Marvel” en versión nacional: “VOX es el héroe que al final triunfará en nuestro reto de que España abandone la situación de peligro”. Mestre finalizó su discurso con un enérgico “¡a por ellos!

Siguiendo la misma línea, aunque con un tono más afable y sosegado se mostró el número 2 por el Senado. Gerardo Carretero apeló a “heroicidades históricas” como la reacción del pueblo español contra Napoleón en 1808 y la Constitución de 1812  para enfatizar con el “resurgimiento nacional del pueblo español” que ahora representa VOX. Su “jefe” en la Cámara Alta, Pascual Moxica (el número 1 por el Senado), fue el candidato que desgranó algunas pinceladas del programa político de VOX. En este sentido, Moxica apostó por “garantizar y fortalecer el castellano en todo el ámbito educativo español; implantar una tarjeta sanitaria común para todos; acabar con las designaciones a dedo; implantar políticas en favor de la familia y que favorezcan la conciliación familiar, y  elaborar un nuevo Plan Hidrológico Nacional solidario”.

En materia económica, Moxica abogó por un programa “liberal” de “recorte del gasto público; reducción de la fiscalidad con un tipo único de IRPF en ingresos fijado en 60.000 euros anuales y bonificaciones a empresas que reinviertan los beneficios en la propia sociedad parar crear más empleo o facilitar nuevas inversiones”. Además, la medida más sorprendente fue la apuesta por “el suelo urbanizable”.

“Cuerpo a cuerpo” contra sus “rivales”

Ana Vega, Manuel Mestre, Pascual Moxica y Gerardo Carretero aplaudiendo en el centro de la foto/ Alejandro Ferrer.
Ana Vega, Manuel Mestre, Pascual Moxica y Gerardo Carretero aplaudiendo en el centro de la foto/ Alejandro Ferrer.

Los principales candidatos a las Cortes Valencianas fueron los que se “arremangaron sus camisas” para defender sus ideas más enérgicamente y para atacar duramente a “sus rivales”. Ana Vega, la número 1 a las Cortes Valencianas por Alicante y nueva presidenta de gestora del partido, hizo público que se afilió a raíz de los atentados de Barcelona y el Golpe de Estado de los separatistas catalanes. Precisamente como jurista se siente orgullosa de haber colaborado para que “los golpistas” se sienten en el banquillo. Otro proyecto del que ha sido partícipe y del cual  mostró su orgullo fue el de Movimiento Femidisidente que tiene como misión luchar contra “la persecución de las feministas y velar por el artículo 7 de la Constitución que proclama la igualdad de hombres y mujeres”. Siguiendo la misma estela, desgranó cuáles serán sus postulados en Les Corts: “Lucharé contra el feminismo radical y supremacista; defenderé la unidad de España, la igualdad de los españoles; la libertad educativa y al más débil, el no nacido; queremos acabar con las leyes de la Memoria Histórica y los chiringuitos políticos”. Vega animó a sus simpatizantes de cara al 28A: “Hay que votar sin miedo porque el único voto que existe es el voto a VOX”.

“El escudero de Vega”, David García Gomís (el número 2 por les Corts) protagonizó el discurso más “cuerpo a cuerpo” contra sus adversarios políticos: ” VOX no cambia el discurso, dice lo mismo en toda España”. García puso en valor esta idea a diferencia de lo que hace “la veleta naranja”, “la derecha cobarde” y “los ofendiditos”. El número de 2 concluyó con la misión que tiene su partido: “Volver a hacer a España grande, otra vez”.

El broche final al acto fue el himno de España con todos los asistentes de pie y fue amenizado con un  cocktail.

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad