VOX denuncia en Les Corts “la dictadura lingüística” en las universidades y exige que “se condenen las dictaduras comunistas y los crímenes de la II República”

José María Llanos ha señalado dos cuestiones de "profunda gravedad" para la educación universitaria: "la endogamia y la dictadura lingüística". David García, diputado de VOX, ha reclamado a los partidos de izquierda que "pidan perdón también por la II República y dejen a los muertos en paz".

David García, diputado autonómico de VOX, hablando en una intervención en Les Corts /VOX Alicante
David García, diputado autonómico de VOX, hablando en una intervención en Les Corts /VOX Alicante
Juega Limpio Orihuela

José María Llanos, presidente y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario VOX en las Cortes Valencianas, ha respondido hoy a la conseller de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, tras su comparecencia en las Cortes Valencianas para explicar su programa para la X Legislatura, que los graves problemas de la Universidad valenciana son la endogamia y la dictadura lingüística.

Durante su discurso, Llanos ha recalcado la necesidad de solucionar estos problemas desde el inicio: “Más que proyectos, innovaciones digitales, ecosistemas y castillos en el aire, sería conveniente atajar el problema desde su raíz, y fomentar, como propone VOX, una profesionalización de calidad y de prestigio en los niveles medios y superiores de formación, que puedan dar cobertura a todos los aspectos de la sociedad, sin llenar las universidades de jóvenes que, con toda seguridad, no podrán dedicarse a lo que indica su título universitario”.

El presidente del Grupo Parlamentario ha destacado especialmente la decadencia y el proceso de ideologización que está sufriendo la universidad, ya que “nuestras universidades exigen, no el mérito y la capacidad de sus profesionales, sino el conocimiento del catalán. No se puede ser más pequeño, de miras más cortas, más cerrado al mundo. Así les va en Baleares y en Cataluña, que están perdiendo profesionales de calidad, por la imposición del requisito lingüístico. Y luego hablarán ustedes de “excelencia”; ¿en qué? ¿No se dan ustedes cuenta de que el paciente quiere que le curen, y no que le hablen en catalán o en español? ¿No le dice nada que la inmensa mayoría de los alumnos no quieran recibir clases en catalán, porque en un mundo común y globalizado no les va a servir absolutamente para nada? ¿Por qué se lo imponen? No es convencimiento; es estrictamente pura ideología”.

Durante su intervención, Llanos se ha acordado, por un lado, de los alumnos: “Podemos arreglar nuestra universidad, y hay medidas que se deben de adoptar; y mañana ya es tarde: el nivel de los estudios ha caído hasta cotas impensables hace quince años; el nivel de exigencia es irrisorio, y no se fomenta el sacrificio ni el afán de superación, sino el pasar de curso como sea, o en el tiempo que sea, para conseguir finalmente un bonito título que colgar en una pared”; y, por otro, de los profesores: “Hay un gravísimo problema de relevo generacional en el profesorado, en el investigador. La edad media del profesorado es muy elevada, y no existe ese relevo generacional, ni se fomenta, ni se incentiva, ni se apoya. Es un problema muy a corto plazo, que ha de atajarse desde ya, y continuar con políticas a futuro, a largo plazo. No valen los parches, la fontanería: contrataciones temporales, contrataciones de asociados deprisa y corriendo, de personal con escasa o nula formación”.

Transparencia y desmemoria histórica
Por su parte, David García Gomís, diputado de VOX por Alicante, ha contestado al conseller de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez, después de su intervención en las que ha explicado las medidas de su Conselleria para esta legislatura. García Gomís pide al Gobierno valenciano que condenar las dictaduras comunistas de Cuba, Venezuela y Nicaragua, y que pidan perdón por los asesinatos cometidos durante la II República.

El diputado autonómico ha iniciado su discurso proponiendo a la conseller una serie de medidas para garantizar la transparencia y luchar contra la corrupción: “Desde VOX vemos necesarias auditorias obligatorias anuales del 100% de los entes públicos y de todas aquellas asociaciones que reciban subvenciones y fondos de la administración autonómica. Que en las mesas de contratación no haya cargos electos y que las sesiones de apertura sean públicas. Vox impulsara la creación de un registro voluntario de ciudadanos que deseen inscribirse para formar parte de las mesas de contratación. Atendiendo a criterios de especialización por razón de la materia”.

Además, el diputado ha propuesto “reforzar la normativa de incompatibilidades de los políticos tras el abandono de los cargos públicos y, por supuesto, exigir la devolución de los caudales públicos a aquellos políticos que hayan metido la mano en el dinero de todos”.

En otro orden de ideas, el diputado por Alicante ha afirmado que la Ley de Memoria Democrática infiere en la libertad de pensamiento, de expresión, de investigación y de cátedra. David García ha criticado que solo se condene una parte de la historia y ha instado al Consell a reconocer también los crímenes de la II República: “Asesinaron, apresaron, acecharon y torturaron a miles de civiles desarmados, gente trabajadora y honrada. ¿Y lo hicieron en nombre de qué? ¿De la democracia? ¿Cómo puede su memoria histórica sostener la mentira de que ustedes defendían la democracia? ¿Qué democracia tortura, encarcela y asesina a inocentes? ¿Qué democracia monta checas para aplicar métodos soviéticos a los detenidos? ¿Hablamos de la checa de Santa Úrsula de Valencia? ¿Hablamos de la checa de la Santa Faz de Alicante? ¿Hablamos de las checas flotantes Sil, Villamanrique y Jaime I del Puerto de Alicante? Señores, los comunistas y los socialistas durante la República, jamás defendieron una democracia tal y como la concebimos ahora, así que dejen de mentir y de manipular y dejen en paz a los muertos”.

En este sentido, el diputado ha animado al Gobierno valenciano a que, “para que ustedes sean creíbles y se desvinculen de su pasado, aprovechen y mirando al presente, condenen abiertamente y sin tapujos las dictaduras comunistas de Venezuela, Nicaragua y Cuba”.