fbpx

Vecinos del centro,»hartos del incumplimiento de medidas COVID en Castaños»

La asociación A.V.V. Centro tradicional denuncia que los usuarios de locales de ocio fuman en esquinas, portales y nunca llevan mascarilla.

La asociación de vecinos A.V.V. del centro tradicional de Alicante manifiesta que «en la zona de ocio de la calle Castaños y adyacentes, los usuarios no cumplen las medidas preventivas contra la COVID-19″.

Los vecinos del centro insisten en que «en la mayoría de locales de ocio no se respetan las medidas sanitarias actuales», como el uso de la mascarilla cuando no se está consumiendo, la prohibición de fumar en terrazas y el mantenimiento de la distancia entre mesas», explica Alcázar Moreno, presidenta de la asociación vecinal. Incluso tienen vídeos y fotos donde muestra cómo hay gente en grupo sin mascarilla en as puertas de los locales o esquinas.

«Hay gente que está fumando y con la copa en la mano en las esquinas. y en los portales de nuestras casas»

Alcázar Moreno, presidenta A.V.V. Centro tradicional

Además, recalca Moreno que «aunque ahora el ocio nocturno tenga licencia de cafetería o heladería, autorizada por el Ayuntamiento, básicamente, es una excusa para seguir sirviendo alcohol y copas. Es el ocio encubierto».

Muchos vecinos del centro viven justo arriba de los locales y las terrazas de la calle Castaño y alrededores, por lo que aparte del ruido provocado por los encuentros sociales, son testigos de «la falta de responsabilidad de una parte de los ciudadanos en cuanto a mantenimiento de medidas antiCovid». Aparte, lamentan que «la hostelería y los negocios familiares han desaparecido en la zona centro como consecuencia del poder de los lobbys y el ocio nocturno». Es decir, sostienen que un gran número de empresas y marcas extranjeras han ubicado sus negocios en esa zona, «mientras que negocios de toda la vida de hostelería han tenido que cerrar».

«Ahora hay más pubs que nunca y menos negocios de hostelería»

Alcázar Moreno, presidenta A.V.V. Centro Tradicional

Desde la asociación lamentan ese incremento de negocios de ocio nocturno en detrimento de los locales de hostelería. E insisten que «los empresarios del ocio no vigilan que sus clientes respeten las normas contra la COVID-19. Hay grupos de gente en las terrazas sin usar nunca la mascarilla, fumando y armando jaleo.

«Es más, los vecinos tienen miedo a contagiarse de COVID al entrar y salir de sus casas», resalta Moreno. Además, denuncian que muchos locales han duplicado las mesas que tenían antes de los veladores, no respetando la distancia entre las mismas, lo que supone un riesgo sanitario. «De la gente que hay no podemos ni pasar para entrar en nuestras casas. Las mesas han aumentado un 200%. Algunos locales antes tenían 17 mesas y ahora tienen 24″, lamenta la presidenta. No obstante, desde el Ayuntamiento mantienen que «han reforzado la presencia policial en la zona Castaños para garantizar que se cumplan las medidas COVID y apelan a la responsabilidad de usuarios y empresarios».

Imagen cedida por la asociación A.V.V. para indicar que no hay distancia suficiente entre las mesas.

«Echan la vomitera y hacen sus necesidades en nuestros portales»

Alcázar Moreno, presidenta A.V.V. Centro tradicional

Consideran que el Ayuntamiento vulnera el derecho constitucional al descanso

Por otro lado, los vecinos del centro de Alicante llevan años denunciando además «el ruido excesivo y la insalubridad existente en la zona de locales de ocio de la capital». Cabe resaltar que la zona que señalan es la del «tardeo». Es decir, antes de la pandemia los negocios de ocio permanecen abiertos desde mediodía hasta las 03:30 h de la mañana ininterrumpidamente. Y las discotecas hasta las 8:00 h de la mañana». Una situación que «perturba permanentemente el derecho fundamental al descanso de los residentes en la zona», tal y como insisten. «Los poderosos son intocables, pero realmente los vecinos somos los soberanos de las calles, aunque ni siquiera podamos descansar en nuestra propia casa».

“Con esta permisibilidad, el alcalde vulnera los derechos fundamentales al descanso”

Alcázar Moreno, presidenta A.V.V. Centro tradicional

Moreno, explica que pusieron una demanda contra el Ayuntamiento en 2019 vía contencioso-administrativa por no respetar el descanso y vulnerar la ordenanza del ruido. Una sentencia que ganaron y que fue recurrida por el consistorio, y en 2021 «siguen a la espera de una solución».

“El Ayuntamiento está permitiendo 80 decibelios. Es lo que marcan los sonómetros de las calles instalados por el mismo Ayuntamiento, cuando debe haber 45. Y en esas mediciones nos basamos en poner la denuncia. Hasta el juzgado mandó un perito que lo corroboró”, alega Moreno.

“La gente está gritando, borracha y montando revuelo”

Alcázar Moreno, presidenta A.V.V. Centro Tradicional

Tras años reclamando su derecho al descanso, aseguran que «el alcalde no quiere recibirlos y está permitiendo esta ilegalidad. Los vecinos que estamos encima de los pubs no podemos vivir más así. Hay ruido y gritos todo el día y toda la noche».

«Dormimos con tapones en los oídos e incluso con pastillas. Algunos vecinos han tenido que irse de sus propias casas por no soportarlo más. Ni siquiera podemos venderlas, porque su precio se ha devaluado precisamente por el mal ambiente que hay cada fin de semana, generado en la zona de ocio. Insalubridad, malos olores y mucho escándalo», explica angustiada Moreno.

Imagen de la asociación A.V.V. antes de la pandemia un sábado de madrugada cualquiera

“El ayuntamiento está en contra de los vecinos, al no aplicar la ordenanza de ruido para que podamos vivir en paz”

Alcázar Moreno, presidenta A.V.V. Centro Tradicional

Por todo lo expuesto, desde la asociación de vecinos quieren que «el ocio nocturno salga de la zona centro y se quede la hostelería y la restauración, con un horario adecuado y unos clientes respetuosos con los vecinos».

Artículos relacionados

CatalanSpanish