fbpx

El Vaticano declara un déficit de 66,3 millones de euros en 2020

El Vaticano jamás había dado a conocer el estado de sus cuentas, en 2020 ingresaron 51 millones menos que el año anterior.

La Administración del Patrimonio de la Santa Sede (APSA), que se encarga de la contabilidad y de gestionar los bienes inmuebles y las inversiones y que hasta ahora jamás había dado a conocer sus cuentas, ha evidenciado un déficit de 66,3 millones de euros en el 2020.

El prefecto de la Secretaría de Economía del Vaticano, Juan Antonio Guerrero, explicó en una entrevista con el portal Vatican News que este año se publican por primera vez, pero eso no significa que “APSA no haya elaborado, en el pasado, sus propias cuentas y no las haya sometido a su aprobación”.

Su patrimonio neto asciende a unos 1.379 millones de euros y, en cuanto a los flujos de caja, las oficinas romanas y las nunciaturas suponen el 36 % del presupuesto total, mientras que el 14 % lo representa el Estado de la Ciudad del Vaticano, el IOR (banco vaticano) el 18 %, otras fundaciones y fondos el 24 %, el Óbolo de San Pedro es el 5 % y otros fondos relacionados con la Secretaría de Estado, el 3 %.

“Las fuentes de ingresos ya son conocidas: 58 % (68 % en 2019) generados internamente (rentas, inversiones, visitantes y servicios prestados); 23 % (18 % en 2019) donaciones fuentes externas (de diócesis u otras instituciones), y 19 % (14 % en 2019), proviene de entidades vinculadas (como IOR o Gobernación)”, expuso Guerrero.

La Santa Sede explicó que su déficit ordinario fue inferior en 14,4 millones de euros en 2020 en comparación con 2019, pues el pasado año fue de 64,8 millones de euros respecto a los 79,2 millones de euros de 2019.

La rentabilidad de las inversiones se redujo en 2020 en 51,8 millones de euros en comparación interanual y el resultado extraordinario también fue 17,8 millones de euros menor.

Artículos relacionados

CatalanSpanish