fbpx
14.3 C
Alicante

Valencia será la sede de la nueva entidad tras la fusión de CaixaBank y Bankia

Ximo Puig manifestó que el mantenimiento de la sede social de la nueva entidad bancaria en Valencia contribuirá a tener una "interlocución más favorable", a que la Comunitat Valenciana "tenga más eco y un altavoz más presente".

- Publicidad -Torrevieja
- Publicidad -Alicante8M
- Publicidad -El_Campello

Valencia seguirá como siendo sede de la nueva entidad bancaria resultante de la fusión entre CaixaBank y Bankia, anunciada en la medianoche del jueves 3 mediante la comunicación de sendos hechos relevantes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La integración, que daría lugar a la principal entidad financiera de España, está pendiente del próximo paso, que se dará cuando finalice la ‘due dilegence’ (auditoría legal) y se convoquen los respectivos consejos de administración.

Tanto Bankia como CaixaBank tienen fijadas sus sedes sociales en Valencia, que es la que marca el domicilio empresarial a efectos tributarios (excepto el Impuesto de Sociedades, que se lleva el Estado), legales y accionariales, y así se mantendrá tras la operación. Mientras, las sedes operativas se quedarán repartidas como hasta ahora, en Madrid y Barcelona, respectivamente, dependiendo de los departamentos y trabajos, que sí podrían reasignarse.

Ximo Puig manifestó que el mantenimiento de la sede social de la nueva entidad bancaria en Valencia contribuirá a tener una “interlocución más favorable”, a que la Comunitat Valenciana “tenga más eco y un altavoz más presente”. Además, Puig añadió que es un “problema grave la centralidad, el efecto Madrid, que hace que se concentre una gran parte de la actividad económica además de institucional y social en Madrid y eso es negativo para toda España. Es fundamental reequilibrar el país”.

Por otro lado, el presidente de la Generalitat anunció que CaixaBank aprobará un crédito de 1.000 millones de euros a cero interés para la Generalitat que permitirá “ahorrar recursos para la financiación de la actividad corriente” de la administración. Una decisión que la entidad bancaria le comunicó este fin de semana y que considero que “es positivo” porque permitirá ahorrar recursos y “es más barato incluso que el FLA”.

En la nueva entidad resultante, que mantendrá el nombre y la marca CaixaBank, la fundación La Caixa controlará el 30% del capital, según apuntan varias fuentes, ya que por debajo de ese porcentaje CaixaBank no está claro que pudiera seguir siendo cabecera del grupo fiscal que incluye a la fundación La Caixa y a Criteria, de acuerdo con la ley del impuesto de sociedades y la de fundaciones bancarias. Eso complicaría la estrategia fiscal del grupo, con múltiples participaciones.

En principio, teniendo en cuenta la participación de CriteriaCaixa en CaixaBank, esta última entidad tendría que tener al menos el 75% del nuevo grupo y Bankia, el 25%, pues así el 40% actual de La Caixa sería un 30% de la fusión. Por lo tanto, el FROB sumaría un porcentaje algo superior al 15%.

- Advertisement -
- Publicidad -Teulada
- Publicidad -8M_Villena
- Publicidad -
CatalanSpanish