fbpx

Noticias de Alicante y provincia

martes, 16 agosto 2022

El tramo de la CV-753 que une Benidorm con El Albir ya es municipal

Conselleria confirma la cesión de la Diputación a favor del Ayuntamiento, solicitada en febrero de 2020 y que afecta a 1,6 kilómetros entre Severo Ochoa y la rotonda del ‘trinquet’.

El tramo de la carretera CV-753, conocida como la turística, que une Benidorm con El Albir ya es de titularidad municipal, después de que la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad haya confirmado la cesión solicitada por la Diputación Provincial de Alicante a favor del Ayuntamiento.

- Advertisement -

Así aparece recogido en la orden de la Conselleria que modifica el Catálogo del sistema viario de la Comunitat Valenciana, publicada el pasado 1 de julio en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGV).

El alcalde, Toni Pérez, ha indicado que “se trata de una cesión solicitada en primera instancia por el Ayuntamiento a principios de 2020 y que convierte a este tramo de 1,6 kilómetros de carretera en una vía urbana, que es como viene funcionando en la práctica desde hace años”. Por tanto, “con esta cesión adecuamos la realidad administrativa de esta vía a su uso, pasando su gestión a depender directamente del Ayuntamiento que, por otro lado, lleva años asumiendo el coste del suministro del alumbrado público y el mantenimiento de la mayoría de servicios auxiliares”.

- Advertisement -

Toni Pérez ha explicado que este tramo se inicia en la avenida Doctor Severo Ochoa y se prolonga hasta el término municipal de l’Alfàs del Pi, a la altura del trinquet ‘Vicente Pérez Devesa’. “Hablamos de un nodo de comunicación de 1,6 kilómetros en el que se concentran un centro educativo, varios campings, zonas terciarias totalmente consolidadas, una finca de eventos y viviendas unifamiliares y huertas; y en el que, por tanto, el flujo de vehículos es el habitual de una vía urbana”, ha detallado.

Según ha señalado el alcalde, “una vez que este espacio es de titularidad municipal se van a poder abordar las mejoras que había pendientes en materia de infraestructuras y servicios, lo que va a beneficiar no sólo a las familias y empresas radicadas en la zona sino a la población en general”. Estas mejoras están relacionadas con la red de agua potable, alcantarillado, pluviales, gas natural y telecomunicación; y también con la movilidad y seguridad vial.

Toni Pérez ha apuntado también que asumir la titularidad y gestión de esta vía va a permitir “potenciar la movilidad sostenible al aumentar la frecuencia, número de líneas y paradas del transporte urbano; fomentar el uso de la bicicleta; calmar el tráfico y reducir las velocidades actuales; mejorar los servicios; rebajar la accidentalidad; y minorar las emisiones y el ruido”. Asimismo, al convertirse en vía urbana se pueden generar zonas de ajardinamiento, mejorando la imagen de este acceso a Benidorm.

Las mejoras en la seguridad vial serán las primeras en concretarse de la mano de la Diputación Provincial de Alicante. Toni Pérez ha recordado que “el pasado mes de febrero solicitamos a la Diputación nuevo asfaltado, alumbrado y señalización para mejorar la seguridad vial de este tramo; unas mejoras que el organismo provincial va a ejecutar, tal y como se comprometió el diputado provincial de Carreteras, Alejando Morant, aunque sobre el papel este vial ya sea municipal”.

A este respecto, ha recordado que “en una visita sobre el terreno el diputado de Carreteras ya adelantó que la voluntad de la Diputación era entregar el vial en las mejores condiciones posibles, y esta voluntad quedará plasmada en próximas fechas en un convenio que recogerá las actuaciones de asfaltado y señalización vertical y horizontal que se van a desarrollar”.

Toni Pérez ha agradecido a la Diputación Provincial “que desde un primer momento haya sido sensible a la petición del Ayuntamiento de obtener la titularidad y gestión de este tramo de la ‘carretera turística’, reforzando ahora esa sensibilidad con esta inversión en seguridad vial”.

Por último, el alcalde ha apuntado que “esa sensibilidad y predisposición” de la Diputación de Alicante “contrasta con la negativa de otras administraciones públicas a ceder al Ayuntamiento viales que entendemos que forman parte prácticamente de nuestra trama urbana, como puedan ser el tramo de la CV-70 y de la N-332 a su paso por Benidorm”, dependientes de la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Transportes Movilidad y Agenda Urbana respectivamente. “Nadie mejor que el Ayuntamiento desde esa proximidad, cercanía, conocimiento y perfecto diagnóstico, y desde su capacidad de actuación para gestionar esos viales”, ha remarcado.

ValenciàEspañol