Noticias de Alicante y provincia

jueves, 26 enero 2023

Cae una organización especializada en el tráfico ilícito internacional de vehículos de alta gama

La investigación, que ha durado más de dos años y medio y se ha desarrollado en tres fases, ha permitido detener a 15 personas e intervenir 17 vehículos.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal, asentada en la provincia de Alicante, altamente especializada en el tráfico ilícito internacional de vehículos de alta gama. La investigación –que ha durado más de dos años y medio y se ha desarrollado en tres fases- ha permitido detener a 15 personas e intervenir 17 vehículos, así como numerosas herramientas destinadas a la sustracción y la falsificación de vehículos.

- Advertisement -

Las técnicas utilizadas para obtener los vehículos, que posteriormente vendían en otros países europeos (principalmente en Francia), eran la sustracción y la apropiación indebida a través de contratos de renting, leasing y alquiler temporal.

Los miembros de la organización -que contaban con una alta especialización y profesionalidad- disponían de medios técnicos de gran valor y difícil obtención. La operación ha acreditado la existencia de vínculos del entramado con otras actividades delictivas; concretamente, facilitaban vehículos “en alquiler» a personas relacionadas con el tráfico de drogas mientras a éstos les constaba la titularidad de las empresas de renting.

- Advertisement -

Las pesquisas se iniciaron en julio de 2020 cuando los agentes recuperaron en Alicante un vehículo de alta gama que había sido denunciado como sustraído un mes antes en el municipio alicantino de Villajoyosa. Los hechos sucedieron en un parking comunitario donde fue robado un segundo turismo de características similares.

Desde entonces, los agentes iniciaron arduas gestiones de investigación que permitieron acreditar la existencia de una organización criminal muy especializada y duradera en el tiempo que, además, contaba con medios tecnificados de gran valor y difícil obtención.

Asimismo, identificaron sus conexiones con el tráfico internacional de vehículos, detectando un flujo de vehículos que no solo colocaba a España como origen, sino también como destino. En este sentido, vehículos de países como Francia, Estonia, Italia o Reino Unido han sido localizados a lo largo de la investigación en nuestro país.

Dos vías para la obtención de vehículos

Tras varias gestiones policiales, los agentes descubrieron cuál era el modus operandi del entramado. Si bien desde el primer momento se acreditó la existencia de una organización criminal dedicada al robo de vehículos, con el avance de las pesquisas detectaron que los investigados obtenían los vehículos a través de otras modalidades delictivas como el renting, el alquiler a corto plazo y de la salida de vehículos de leasing con reserva de dominio fuera de España.

En el primer caso, el destino de los coches era su despiece y venta en el mercado negro, o bien la alteración de sus elementos identificativos –lo que se conoce como “maquillado”- y su matriculación con documentación falsa para, posteriormente, venderlos fuera de España (principalmente en Francia). En cualquiera de los casos, se trata de una actividad que requiere una alta especialización.

La segunda de las vías empleadas era la apropiación indebida de vehículos a partir de contratos de renting, leasing y alquiler temporal que no pagaban. Esto suponía el fraude a la empresa propietaria o financiera afectada y la posterior matriculación en un tercer país a través de documentación falsificada.

Alta especialización y profesionalidad de sus miembros

El modus operandi de la organización -respecto a la sustracción de los vehículos de alta gama y su posterior comercialización en el mercado negro- revela gran profesionalidad y alta especialización por parte de sus miembros, que actuaban siempre de forma minuciosa y coordinada.

En primer lugar, seleccionaban el objetivo. Los vehículos sustraídos no eran elegidos al azar, sino que eran cuidadosamente seleccionados. Además, utilizaban dispositivos de geolocalización (balizas) para obtener información sobre las rutinas de su propietario, y el momento del robo estaba perfectamente estudiado.

A continuación, hacían uso de herramientas y dispositivos específicos que les permitía tanto inhibir las señales de alarma como abrir el vehículo. Una vez dentro, gracias a sofisticados dispositivos electrónicos, clonaban la llave. Resulta llamativo el hecho de que cada marca de coche requiere dispositivos específicos para su apertura y clonado de llave, si bien la organización sustraía vehículos de diferentes marcas, lo cual evidencia la alta tecnificación de sus integrantes.

Clonada la llave, en ese mismo momento o bien unos días después, sustraían el vehículo en cuestión de segundos. Posteriormente (y antes de introducirlos en talleres o garajes subterráneos) los dejaban enfriar, esto es, los guardaban durante unos días en la vía pública para asegurarse de que no llevaban dispositivos no eliminados que posibilitaran al propietario o a la policía su localización.

A partir de ese momento, lo trasladaban a un lugar seguro donde era “maquillado”; suprimían sus elementos identificativos –principalmente matrícula, bastidor y documentación- y le creaban unos nuevos para dotar al vehículo de otra identidad.

Por último, una vez que el vehículo había sido “doblado” y documentado, era reintroducido a la circulación, de forma que se ponía a la venta llegando a compradores de buena fe que ignoraban la procedencia ilícita del mismo.

Tres fases operativas de la investigación

Las dos primeras fases se desarrollaron entre 2020 y 2021. En la primera de ellas, los agentes actuaron sobre el tráfico de vehículos objeto de leasing con reserva de dominio y detuvieron a dos personas. En este sentido, detectaron una mercantil utilizada para obtener vehículos que eran matriculados y transportados a Francia de forma fraudulenta.

La segunda fue dirigida al tráfico de vehículos objeto de renting y finalizó con la detención de cinco personas. Con la misma mercantil detectada unos meses antes contrataban vehículos en su modalidad de renting que eran, igualmente, matriculados y transportados a Francia de manera fraudulenta.

La tercera y última fase operativa, desarrollada el pasado mes de diciembre, se centró en el tráfico de vehículos objeto de robo. Tras localizar el lugar de ocultación y “maquillado” de los vehículos, los agentes realizaron varios registros en los que intervinieron vehículos sustraídos y numerosas piezas y documentación relativa a otros turismos. Asimismo, incautaron efectos empleados en el robo de los coches, tales como equipos de transmisiones, localizadores GPS o dispositivos para la apertura y clonado de llaves de vehículos. Fruto de esta fase fueron detenidas ocho personas más.

Cuantiosos beneficios económicos

La investigación ha puesto de manifiesto que todos los eslabones del entramado obtenían cuantiosos beneficios con la venta de vehículos. Además, ha permitido acreditar que otra de las formas que tenían de incrementar sus ganancias económicas era facilitar vehículos “en alquiler” a personas relacionadas con el tráfico de drogas mientras los coches constaban bajo titularidad de las empresas de renting, lo cual impedía que fueran identificados.

Por otra parte, mediante la venta ilegal de los coches, algunos de los investigados compraban otros vehículos en el extranjero que, una vez matriculaban en España, vendían. De esta forma blanqueaban el dinero que habían obtenido de forma ilícita.

15 detenidos y 17 vehículos intervenidos

Durante la operación, los agentes han arrestado a 15 personas por los delitos de pertenencia a organización criminal, apropiación indebida, falsedad documental y robo de vehículo, si bien no se descartan nuevas detenciones. Además, han reunido evidencias de robos de vehículos desde el año 2019 hasta el pasado mes de noviembre, fecha en que tuvo lugar la última sustracción investigada.

Asimismo, se han intervenido 17 vehículos, numerosa documentación y componentes de otros turismos, herramientas y documentos utilizados en los robos y falsificaciones de los mismos, llaves, y 6.500 euros en efectivo. Paralelamente, se han recuperado vehículos en otros países de Europa, principalmente en Francia -donde parte de la organización se encontraba asentada-, motivo por el que las autoridades francesas han realizado varias detenciones y han incautado vehículos de origen español.

CatalàEspañol