fbpx

Tres agentes de la Policía Nacional han resultado heridos por hacer cumplir la normativa COVID-19

Los agentes han tenido que ser atendidos en un Centro médico por los diversos golpes que sufrieron a manos de una familia que pretendía expedir su carné de identidad para nacionalizarse como españoles.

Agentes de la Policía Nacional de la Oficina de documentación de la localidad de Torrevieja han resultado heridos por las lesiones sufridas de las agresiones recibidas por los miembros de una familia que pretendía obtener la expedición del documento nacional de identidad cuando se les indicaba que debían cumplir las medidas de prevención sanitarias vigentes.

En este lugar son atendidas diariamente centenares de personas para realizar sus trámites documentales debiendo velar por la seguridad de las instalaciones y del correcto funcionamiento de la oficina de atención al público, los policías adscritos a esta unidad.

Durante la jornada de hoy, se ha presentado una familia a través de cita previa con la intención de expedir su DNI. Debido a la situación de pandemia, la tramitación de cada documento se realiza cumpliendo las normas establecidas sobre el respeto del distanciamiento social, limitaciones de aforo y medidas de prevención sanitarias orientadas a la seguridad en el acceso y mantenimiento en el interior de cualquier establecimiento público cerrado.

Ante la insistencia por parte de los agentes para que los miembros de esta familia mantuviesen el orden y la distancia de seguridad en el interior de la oficina, han sido increpados e insultados, negándose a respetar las indicaciones que se les comunicaban. Debido al caso omiso de las instrucciones que los agentes repetían en varias ocasiones a este núcleo familiar se han visto obligados a requerir su documentación y conminar al abandono de las instalaciones por el riesgo que suponía dicho comportamiento, momento en el que se abalanzaron sobre los policías propinándoles golpes y produciendo daños en el mobiliario del local, teniendo que ser reducidos por el grupo de seguridad al completo.

Tres agentes han tenido que ser atendidos en un centro médico por las lesiones que presentaban a la espera de valoración.

Finalmente han resultado detenidos tres integrantes de la familia por un presunto delito de atentado, lesiones y daños, además de ser propuestos para sanción los cinco miembros de la familia por infringir la normativa sanitaria y la ley de protección de seguridad ciudadana por desobediencia a la autoridad.

Los arrestados, dos adultos y un menor, han sido conducidos por una patrulla de la Guardia Civil de Torrevieja para su puesta a disposición de la Autoridad Judicial y Fiscalía de Menores competente.

Artículos relacionados

CatalanSpanish