El PP de Sant Joan exige un plan urgente de saneamiento para las zonas verdes

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sant Joan d'Alacant, Manuel Aracil, reclamó este lunes al alcalde, el socialista Jaime Albero, "un plan urgente de saneamiento en las zonas verdes del municipio".

saneamiento
Juega Limpio Orihuela

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sant Joan d’Alacant, Manuel Aracil, reclamó este lunes al alcalde, el socialista Jaime Albero, “un plan urgente de saneamiento en las zonas verdes del municipio”, pues las incidencias relacionadas con las caídas de ramas y árboles están demostrando que su estado “deja mucho que desear”.

El Partido Popular recuerda que la desatención de los parques y zonas verdes ha sido una constante durante el gobierno del alcalde socialista al que acusa de haber hecho de Sant Joan el “pueblo de la parálisis y el abandono”.

Aracil denuncia que “durante los tres años de gobierno de PSOE, Izquierda Unida, Compromís y Decido, no se han realizado las actuaciones pertinentes de poda y mantenimiento y la consecuencia de todo ello es que los árboles están fuera de control y se están colando en las ventanas de los hogares, facilitando la entrada de insectos y generando molestias como denuncian los vecinos”, según Aracil.

Por todo ello y para prevenir el riesgo de accidentes y daños producidos por caída de ramas y/o árboles sobre mobiliario urbano, edificios, vehículos y/o personas, desde el Partido Popular se presentará al pleno una propuesta para la puesta en marcha de un Plan de Actuación para el Saneamiento del Arbolado, la modificación del plan anual de poda basándose en el mismo, así como un mayor control por parte de las concejalías de Medio Ambiente y Parques y Jardines en lo que respecta al cumplimiento del contrato de la empresa concesionaria del servicio de jardinería, de manera que ésta ejerza sus funciones de diagnóstico del arbolado, así como la reposición compensatoria de ejemplares tras la tala de árboles secos, muy enfermos o con peligro de fractura, que en muchos de los casos resulta inexistente.