fbpx

Los restos de un cohete chino podrían caer en España

Preocupación por los restos del Long March 5B, que caerán sin control y pueden caer en un abanico de países entre los que está España.

Las agencias espaciales de todo el planeta se han puesto en alerta ante el enorme cohete chino que se encuentra fuera de control alrededor de la Tierra y que impactará contra la superficie esta semana. La especial preocupación de las autoridades es la absoluta incógnita sobre dónde pueden caer los restos del proyectil. Toneladas de chatarra se dispersarán y caerán al vacío. Puede ser en el mar, en una zona deshabitada o en el centro de una ciudad. España está en el abanico de objetivos.

En concreto, el cohete Long March 5B de China, que fue enviado al espacio hace una semana, se encuentra en su primera etapa de su misión y tiene el objetivo de instalar el primer módulo de la nueva estación espacial china. Por ahora, ya ha puesto en órbita las nuevas instalaciones, pero esto ha implicado que parte del cohete, que medía casi 50 metros, se haya desprendido y esté  de regreso a la Tierra de forma incontrolada. 

Los expertos creen que la mayor parte del cohete se desintegrará una vez entre en la atmósfera terrestre, pero hay algunos trozos que resistirán las altas temperaturas en la entrada a la Tierra y acabarán impactando contra la superficie. Aquí es donde encontramos el gran peligro, ya que, al ser un regreso espacial fuera de control, se desconoce dónde y cuándo impactarán estos restos, calculados en varias toneladas, aunque previsiblemente sea el sábado, 8 de mayo.

Inteligencia de Estados Unidos intenta seguir el rastro del cohete

Aunque el cohete es de China, es el Pentágono el que está haciendo el seguimiento exhaustivo de la evolución del aparato. En concreto, el Comando Espacial de Estados Unidos está llevando a cabo el rastreo de la ubicación del Long March 5B en el espacio, pero avisan de que el punto exacto de entrada a la atmósfera terrestre no se podrá identificar hasta «unas horas antes» de que tenga lugar, seguramente hacia el 8 de mayo.

España está en la latitud del impacto

Aunque se desconoce el punto exacto donde caerán los restos del cohete, por ahora se sabe que la inclinación orbital de la etapa central del aparato es de 41,5 grados. Esto quiere decir que los restos de chatarra podrían caer en latitudes situadas entre Madrid, Nueva York, Pequín, sur de Chile o Wellington (Nueva Zelanda). De este modo, España también está en alerta ante la caída de estos restos. 

Al menos esto es lo que aseguran las agencias espaciales y de defensa de todo el mundo. También se ha realizado un abanico horario del período más probable en el que pueden caer los restos de este cohete. Concretamente, los expertos creen que la chatarra podría impactar contra la superficie terrestre entre la noche del día 7 y la tarde del 9 de mayo. Por tanto, el día más probable para vivir el impacto sería el sábado.

Artículos relacionados

CatalanSpanish