Cae una red que “importaba” grandes partidas de cocaína a la provincia de Alicante desde Sudamérica

La Policía Nacional ha detenido a cinco presuntos integrantes de una red dedicada a "importar" grandes partidas de cocaína desde Sudamérica y cuya puerta de entrada era el puerto de Valencia, en una operación en la que también ha intervenido 24 kilos de esta droga y 120.000 euros en metálico.

cocaína
Juega Limpio Orihuela

La Policía Nacional ha detenido a cinco presuntos integrantes de una red dedicada a “importar” grandes partidas de cocaína desde Sudamérica y cuya puerta de entrada era el puerto de Valencia, en una operación en la que también ha intervenido 24 kilos de esta droga y 120.000 euros en metálico.

Entre los arrestados se encuentran un estibador del puerto de Valencia que presuntamente permitía la entrada de la droga y el gerente de una asesoría jurídica, ambos con antecedentes por tráfico de sustancias estupefacientes, según un comunicado de la Policía Nacional.

Los cinco supuestos miembros de la organización, tres hombres y dos mujeres, de edades comprendidas entre los 28 y los 49 años, han sido arrestados en Valencia y puestos a disposición judicial.

La operación y las detenciones han sido llevadas a cabo por la Comisaría de Elche, que inició la investigación el pasado mes de noviembre tras tener conocimiento de que una persona podía estar dedicándose al tráfico de cocaína a gran escala en las provincias de Valencia, Alicante, Murcia y Albacete.

Tras varias semanas de investigación, los policías observaron extremas medidas de seguridad por parte de la banda para evitar ser descubiertos en su actividad delictiva. El modo de operar de la organización siempre era el mismo: recogía la droga en un punto establecido y la transportaba escondida en complejos orificios diseñados en los vehículos.

Las pesquisas condujeron a los investigadores hasta varios domicilios de la provincia de Valencia, que fueron registrados y donde hallaron 24 kilogramos de cocaína y 120.000 euros en metálico.

También aprehendieron “otros elementos que evidenciaban el grado de profesionalidad de la red, como máquinas contadoras de billetes, diferentes básculas de precisión y coches de alta gama que los miembros de la organización utilizaban para sus desplazamientos”, según la información y los datos aportados por las fuentes de la investigación.