fbpx

Desmantelan un punto negro de venta de droga en San Fulgencio

La operación se ha saldado con la detención de los tres miembros de la organización criminal.

La Operación Piantagione-Sano, llevada a cabo de forma conjunta por la Guardia Civil y la Policía Nacional de Alicante y que se inició con motivo de la detección por parte de los agentes de un posible cultivo indoor de marihuana, en el interior de una vivienda en la localidad de San Fulgencio.

La vivienda era utilizada a su vez como un punto negro de venta de droga, ha finalizado con la detención de la banda criminal formada por tres personas, así como con la incautación de más de 100 plantas de marihuana, numeroso material para el mantenimiento del cultivo, droga, dinero y utensilios para su envase y venta al menudeo.

A finales del pasado mes de noviembre la Guardia Civil y la Policía Nacional tuvieron conocimiento de que en una vivienda de la localidad alicantina de San Fulgencio presuntamente se pudiese estar desarrollando una actividad ilícita consistente en la plantación de tipo indoor de marihuana.

Es por ello que tanto el Área de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Guardamar y el Grupo 2º de la UDYCO de la Policía Nacional de Alicante iniciaron de forma conjunta la denominada Operación Piantagione-Sano.

Fruto de las pesquisas, los agentes pudieron corroborar como no solamente se estaba produciendo un cultivo ilegal, sino que durante el proceso de la investigación fueron en aumento el número de extractores y aire acondicionado desprendiendo por este motivo la vivienda un fuerte olor característico. De igual forma, se comprobó que en la casa habitaban tres personas y que se trataba además de un importante punto de distribución de droga.

Finalmente, el pasado 15 de septiembre, se produjo la fase de explotación de la operación en una acción coordinada donde intervinieron agentes de Guardia Civil y de Policía Nacional, que se saldó con la detención de tres personas: dos hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 30 y 46 años, todos ellos de nacionalidad belga a los que se les imputaron los delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal.

Los detenidos, el pasado día 17 de septiembre, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº3 de Orihuela, decretando su libertad con cargos para todos ellos.

En la misma actuación, fueron intervenidos los siguientes efectos:100 plantas de marihuana, 450 gr de cogollos de marihuana secos, 102 gr. De cocaína, 650 gr. De hachís, 313 euros en metálico fraccionado, 2 balanzas digitales de precisión, 1 máquina de envasar al vacío, envoltorios de plástico, alambre de dosificación, 20 focos alógenos, 3 transformadores, 2 filtros, 6 alternadores, 4 ventiladores y 2 turbinas.

CatalanSpanish