Patricia Macià ha indicado que si el PP pide su dimisión es porque su gestión al frente de Educación y Cultura la está realizando bien

La portavoz socialista espera que Ciudadanos apruebe los presupuesto del 2019 o al menos se abstenga, de votar en contra significa que seguiría la misma línea que llevan los populares

Macià Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
RSU Orihuela

El Partido Popular de Elche pedía la dimisión de la edil de Educación, Patricia Macià en la sesión plenaria de este lunes. Los motivos que alegaba el presidente del PP, Pablo Ruz, los barracones, el Plan Edificant y la nula inversión del Consell en los centros escolares de la ciudad ilicitana y la fachada del instituto de Torrellano. Ciudadanos se sumó a estas críticas tras conocer que el equipo de gobierno dejaría para el 2019 las anualidades del plan Edificant con el que el Consell financiará las obras de diez centros escolares. Ruz pidió una moción de urgencia con la dimisión de la edil de Educación y Cultura por incumplimientos de compromisos, pese a pedir la cabeza de Patricia Macià sólo contó con el apoyo de ilicitanos por Elche, siendo rechazada su propuesta.

La portavoz socialista ha pedido a los grupos de la oposición más apoyo para actividades culturales y ha expresado que cuando se solicita dinero a través de una modificación presupuestaria es algo lógico y normal en todos los ayuntamientos, disponer de un dinero, que no se va a poder ejecutar en otras partidas y en el caso que no se gasten, irán a los bancos. “¿Por qué cultura tiene que ser el patito feo siempre de este ayuntamiento, tan malo es invertir en cultura o la oposición prefiere que ese dinero vaya a los bancos?, pues yo prefiero que vaya a cultura”, matizaba Macià.

La edil de Cultura ha realizado un ejercicio de repaso de la gestión de su departamento, explicando que durante un año ha habido una gran cantidad de actos culturales, no solamente los generados por la concejalía de Cultura, sino también, los que genera el tejido asociativo cultural, el festivo y el sociosanitario de la ciudad ilicitana. Unas salas culturales que se han usado por parte de los colectivos sociales con las que la concejalía de Cultura ha pagado a las azafatas, la luz, al técnico de iluminación, al de sonido, un dinero que ha rondado entre los 400 y 500 euros en cada acto. La edil de Educación y Cultura no entiende la oposición que realiza Ciudadanos y tampoco la del Partido Popular, por el cual, Pablo Ruz fue coordinador de Cultura en la etapa de gobierno anterior y sabe cómo es la cultura de Elche, “una cultura muy viva, que tiene muchos frentes, tiene muchas salas y tiene mucho tejido vivo” ha señalado Macià. Por este motivo a pedido reflexión, para que no se vea la cultura como algo negativo sino más bien como positivo.

En cuanto a la dimisión que pidió Ruz este lunes, Macià ha comentado que el presidente de los populares ilicitanos está en campaña política desde hace tiempo, y estas ansias de poder le ha llevado a competer una imprudencia y estas prisas por querer ser alcalde le lleva a mentir, diciendo que el equipo de gobierno ha incumplido los plazos. Patricia Macià espera que los presupuesto de 2019 se aprueben, por este motivo, se han sentado con todas las formaciones políticas, también con la de Ciudadanos que espera que voten a favor o se abstenga, de lo contrario, cree que seguiría la misma línea que el PP. “Nosotros siempre hemos agradecido el apoyo de Ciudadanos para sacar los presupuestos y otros temas importantes en diferentes plenos, y yo creo, que Ciudadanos al final hará un ejercicio de reflexión y verá que será un buen presupuesto para la ciudad, por supuesto presentaran medidas -entiendo yo-, como siempre lo han hecho, y si son buenas para la ciudad las aceptaremos”, ha destacado Macià. Por último, ha señalado que si Pablo Ruz pide su dimisión es porque lo está haciendo bien, de lo contrario, una felicitación del PP significaría que está realizando una política de derechas.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante