mare
RSU Orihuela

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, y el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, visitaron ayer las obras que se están acometiendo en el Parque de la Séquia Mare del municipio para convertir este espacio, de unos 70.000 metros cuadrados, en una gran área verde y deportiva. Esta actuación, que según ha adelantado el primer edil estará lista a principio de 2019, cuenta con un presupuesto de un millón de euros, de los cuales la institución provincial aporta 700.000 euros.

Sánchez ha destacado que “este proyecto es una de las decisiones más inteligentes que ha podido tomar el alcalde y el Ayuntamiento de Benidorm porque estos 70.000 metros abren este espacio a los ciudadanos permitiéndoles disfrutar de la naturaleza al lado de una ciudad que se transforma permanentemente y que a lo largo de los meses recibe a millones de personas”.

El presidente ha alabado, asimismo, la apuesta de Benidorm por el turismo inteligente “convirtiéndose en una referencia mundial en este ámbito” y ha citado, como ejemplo, el proyecto de Mejora de la Accesibilidad Universal y Movilidad del municipio, una iniciativa que también cuenta con el respaldo de la Diputación de Alicante con una ayuda de un millón de euros, lo que supone el 50% de la misma.

Por su parte, el alcalde, quien ha agradecido la colaboración constante de la institución provincial, ha explicado que  “este parque estará listo a la entrada de 2019 para el disfrute de todos los vecinos, porque tiene intervenciones más allá de los deportivo –movilidad, sostenibilidad y conexión de zonas y barrios-”. Asimismo, ha señalado que el espacio se dotará con más de 200 nuevos ejemplares arbóreos “para que la práctica de uso y convivencia tenga también el componente de la gran urbe que siempre mira al litoral verde del que este parque ya forma parte”.

Este proyecto contempla la dotación de una red de 1,7 kilómetros de senderos peatonales, otra de cerca de un millar de metros para la circulación de bicicletas, perimetral al parque, y de un espacio de un kilómetro para la práctica del running.

Asimismo, habrá una parte destinada a juegos como la petanca o la tirolina y una gran pinada que funcionará como gran pórtico de acceso al resto del conjunto verde del parque y donde se realizará la limpieza de algunos ejemplares para facilitar su crecimiento.

Además, la actuación se complementará progresivamente con un centro de gestión y con nuevos puntos de encuentro para la práctica deportiva que conecten con la ciudad. Los servicios de energía eléctrica, agua, alcantarillado y alumbrado también se prevén en esta actuación.

Tal y como ha señalado el alcalde, se trata de una discreta infraestructura urbana, integrada en el entorno y paso de itinerario hacia colegios y polideportivo de la que podrán disfrutar vecinos y turistas.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante