Escalona

El Pleno del Consell ha aprobado el decreto que declara paisaje protegido la Sierra Escalona y su entorno, una figura jurídica que confiere una protección especial al lugar en atención a su valor ecológico, ambiental y paisajístico.

El Paisaje Protegido Sierra Escalona y su entorno cuenta con una superficie de 10.683,76 hectáreas e incluye los términos municipales de Orihuela, Pilar de la Horadada y San Miguel de Salinas.

Su relieve principal está constituido por un estrecho cordón de areniscas neógenas y marca el contrapunto de la Dehesa de Campoamor, una superficie llana. Su vegetación está compuesta básicamente por matorrales mediterráneos, pinar y cultivos.

La fauna representa uno de los valores más relevantes de la zona, con presencia del águila perdicera, el aguilucho común, el águila culebrera, el buho real, el gato montés, la gineta y el tejón, entre otros. También es destacable la presencia de restos arquitectónicos de poblamientos humanos históricos.

La declaración de paisaje protegido de la Sierra Escalona y su entorno responde a una demanda realizada hace años por entidades locales y numerosos colectivos de la comarca y al compromiso del Consell de agilizarlo, debido a que se encontraba paralizado desde 2006.

En este caso, esta figura jurídica ofrece un marco de protección previo a la declaración de parque natural de la zona, trámite más complejo (por la necesidad de contar previamente con un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) que el requerido para declararlo como paisaje protegido. Ambos procedimientos se iniciaron de forma simultánea.

De paisaje protegido a parque natural

En todo caso, la figura de paisaje protegido, una de las previstas en la legislación valenciana de protección de la naturaleza, representa dotar a Escalona de una figura formal de espacio natural protegido que complementa la consideración de la zona como parte de la red Natura 2000, y permite, además, la aplicación de un régimen de gestión activa de la zona.

Con esta declaración podrá dotarse el espacio de elementos básicos de gestión como son el órgano de participación (Junta rectora), equipo técnico y director/a conservador.

Como se ha indicado anteriormente, en paralelo a este decreto, hay abierto también un procedimiento de confección de un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), Plan Rector de Uso y Gestión y normas de gestión de la Red Natura 2000, lo cual permitirá dotar al espacio de la figura de protección de Parque Natural.