RSU Orihuela

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y la concejal de Bienestar Social, Sabina Goretti Galindo, informaron este jueves que la Conselleria “tiene paralizadas las ayudas para la Dependencia ya que a día de hoy se están iniciando los trámites de 204 expediente correspondientes al año 2017 que la Conselleria tiene sin resolver”. Y es que recientemente la Conselleria comunicó al Ayuntamiento oriolano que solicitara la asunción de los expedientes de 2017 para iniciar su tramitación, a pesar de que no es competencia municipal, sino autonómica.

En este sentido, el alcalde oriolano firmó la solicitud de expedientes “para evitar agravios comparativos entre los solicitantes del año pasado y los de este 2018”. Así, Bascuñana aseguró que “hemos reclamado que nos pasen todos los expedientes para evitar que los oriolanos se queden sin recibir esta ayuda porque nuestro compromiso social está por encima de todo”.

Por su parte, Galindo indicó que actualmente “estamos tramitando las ayudas de 2017 y 2018 y siempre hemos estados dispuestos a agilizar estos trámites porque entendemos que las personas solicitantes la necesitan, pero no entendemos porqué la Conselleria no cumple con su responsabilidad”.

La Concejalía de Bienestar Social ha cumplido hasta la fecha con su parte del trámite, pero en cambio la Conselleria “sigue sin proceder a la comprobación y posterior validación del expediente para poder hacer la valoración del grado,  y por tanto nuestros ciudadanos siguen sin poder recibir la ayudas económicas tan necesarias para su bienestar”.

Bascuñana recordó que “nuevamente el Consell nos delega sus competencias para que seamos los Ayuntamientos los que asumamos la responsabilidad  de aquellos temas que no son capaces de resolver como el Plan Edificant o el Centro de Emergencias”.

Más de 10.000 euros en horas extras

La edil de Bienestar Social avanzó también que el hecho de que la Conselleria haya traspasado esta competencia al Ayuntamiento, “supone a nuestras arcas municipales un coste de más de 10.000 euros en horas extra del personal para que podamos tramitar nuestra parte de estas ayudas”. Asimismo, recordó que  “estos 10.000 euros no van a ser compensado por parte de la Conselleria”, al tiempo que  aseguró que “la Conselleria actúa de mala fe porque indica a los solicitantes que acudan al ayuntamiento para que les expliquemos por qué no  reciben sus ayudas, cuando es la administración autonómica la que las tiene paralizadas”.

Ante esta situación, tanto Bascuñana como Galindo instaron a la Conselleria de Dependencia a “resolver cuanto antes todos los expedientes de las ayudas para que los oriolanos puedan disponer de ellas, especialmente las del año pasado”.

 

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante