fbpx

OCU pide la no obligatoriedad de la mascarilla al aire libre

La Asociación de Consumidores considera que actualmente no es una medida eficaz al aire libre, porque el riesgo es mínimo.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pide al Gobierno y a las Comunidades Autónomas que a partir del próximo 9 de mayo, fecha del fin del Estado de Alarma, no sea obligatorio el uso de la mascarilla en espacios exteriores, salvo en aquellas circunstancias en las que se produzca un contacto estrecho con otras personas y no pueda garantizarse la distancia de seguridad.

Para OCU “es una medida poco eficaz en el momento actual y que causa fatiga en los ciudadanos con un resultado contraproducente”. 

Además, recuerda que el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, establecía que “el uso de mascarilla será obligatorio en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros.”, en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, la Ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, hacía extensiva dicha obligatoriedad a todos los espacios al aire libre sin matices. 

Pero atendiendo a la situación epidemiológica actual, desde OCU consideran que es necesario replantear algunas medidas de prevención, ya que no existe el mismo nivel de incertidumbre sobre la transmisión del virus. Aparte, recalcan que lo importante es “garantizar una adecuada ventilación y obligar en espacios cerrados, ahí sí, al uso de mascarilla, y no tanto en espacio al aire libre donde la probabilidad de contagio si se mantienen las distancias de seguridad es mínima”.

El continuo uso de la mascarilla podría provocar que dejara de respetarse la medida

Por otro lado, OCU considera que “el cansancio de los ciudadanos a la hora de llevar mascarilla puede incluso desembocar en un hartazgo que, por extensión, haga que se deje de respetar su uso o que este sea inadecuado en situaciones en las que sigue siendo necesaria”

Y, obviamente, señala que “es conveniente que el Gobierno, las Comunidades Autónomas y la Unión Europea se coordinen para dictar unas directrices claras en relación con las personas vacunadas. Es decir, que una vez hayan pasado la infección o estén vacunadas puedan ser liberadas de cumplir algunas restricciones, en especial las relacionadas con la movilidad.

Pide que se normalicen las visitas a mayores en residencias

“Teniendo en cuenta que ya se ha llevado a cabo la vacunación de la práctica totalidad de los residentes, usuarios y trabajadores, deben normalizar estas visitas para mantener tanto el estado anímico como la capacidad cognitiva de los residentes y dan tranquilidad a sus familiares. 

Artículos relacionados

CatalanSpanish