fbpx

“Los Crímenes de Ordesa”, una novela a beneficio de la lucha contra la ELA

El torrevejense Héctor Martínez ha publicado esta novela, cuyos beneficios irán destinados íntegramente a la lucha contra la ELA.

El torrevejense Héctor Martínez, ha publicado esta novela, en forma de thriller, cuya recaudación irá destinada íntegramente a la investigación contra esta enfermedad neurogenerativa. 

Hemos entrevistado a este escritor alicantino, autor también de Una Mujer en mis sueños  y una Familia Insólita. El libro se publicó en enero y está a la venta en Amazon en formato digital y en papel.  Con esta novela solidaria pretende colaborar, junto a Sandra Castillo (fundadora de la Lucha mundial contra la ELA) en un proyecto de investigación.

¿Cómo surge la idea de escribir este libro?

Quería darle un enfoque social a mi último libro y elegí la causa social contra la ELA como beneficiaria de la recaudación por la venta de ejemplares. Lamentablemente, tenemos un caso en la familia con ELA y por eso he decidido destinar los beneficios a la investigación de esta enfermedad. 

¿A qué proyecto van destinados los beneficios?

Al proyecto Cabimer, del Instituto de Biotecnología de Sevilla. Hemos vendido ya 1.200 libros en solo 2 meses y esperamos que se sigan vendiendo muchos más, porque “es imprescindible que aprueben fármacos que ayuden a frenar la enfermedad”. 

La Lucha Mundial contra la ELA reclama más investigación

Desde el colectivo Lucha Mundial contra la ELA siguen reinvindicando más investigación y avance científico para tratar esta enfermedad, pues hasta ahora no hay medicamentos eficaces para intentar frenar su avance. Está formada por más de 400.000 personas, entre enfermos, familiares e interesadas que quieren ayudar a que llegue el tratamiento NurOwn. Un tratamiento que, como bien indica el autor del libro, actualmente está en fase de ensayos clínicos. No obstante, los resultados son esperanzadores. Pero no acaba de llegar principalmente por cuestiones burocráticas. 

“Los pacientes no pueden esperar más, se mueren”

Héctor Martínez, autor del libro

Y es que la esperanza de vida de un paciente con ELA es de tan solo 5 años. Por ello, el colectivo exige la aprobación de este fármaco que podría ayudar a ralentizar la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes. 

“Es una enfermedad neurodegenerativa y potencialmente mortal que no tiene cura, y los fármacos podrían retrasar el avance de la enfermedad. Por ello, nos hemos reunidos con representantes de laboratorios para encontrar una solución urgente”, explica Martínez.

Artículos relacionados

CatalanSpanish