fbpx

Muere una niña de 4 años por coronavirus

Los padres de la menor estaban en contra de las vacunas y no habían recibido la dosis contra el coronavirus

Kali Cook, una niña de sólo cuatro años, ha muerto mientras dormía por coronavirus. Es la víctima mortal más joven del coronavirus en Galveston, Texas (EEUU). Su madre, que fue la primera en infectarse de su familia, no estaba vacunada.

El lunes, Karra Harwood dio positivo en coronavirus y se confinó para evitar que el resto de su familia se contagiara. Sin embargo, no lo pudo evitar. Su pareja y su bebé, de sólo cinco meses, tuvieron que ser hospitalizados.

Un día después, de madrugada, la Harwood notó que su hija de tan sólo cuatro años, Kali Cook tenía fiebre, por lo que le dio un medicamento y la ayudó a volver a dormirse. Cuando ella y su pareja se despertaron, ya no había nada que hacer, la niña ya estaba muerta. «Murió mientras dormía«, relató la mujer en ‘The Daily News’ en Galveston. La pequeña no tenía otras afecciones de salud, pero, según indicó su madre, tendía a enfermarse más que el resto de sus hermanos.

La vacuna contra la Covid-19 es de lo más importante y lo estamos viendo día a día. «Yo era una de las personas que estaba en contra de las vacunas«, declaró al mismo medio. Ahora, añadió, «desearía no haber estado nunca en contra». Por eso comparte lo ocurrido con su hija con la intención de concienciar a otros del peligro del coronavirus también para los niños.

La víctima de coronavirus más joven

La niña Kali Cook es la víctima más joven del coronavirus en su ciudad. Es una de las 466 muertes de Galveston. Su familia ha creado una página de recaudación de fondos en GoFundMe para costear los gastos del funeral de la pequeña.

Por otra parte, las autoridades sanitarias de la zona advierten de la necesidad de vacunarse y no subestimar el virus. «Si sus hijos están enfermos, busque atención médica», avisó la autoridad de Salud Local del Condado de Galveston, Philip Keizer, tras conocer el caso.

CatalanSpanish