La nueva exposición del MUBAG recopila la modernidad paisajística de Lahuerta, Porcar y Varela

El diputado de Cultura destaca la coordinación entre los museos de bellas artes de Alicante, Castellón y Valencia que han colaborado en esta iniciativa impulsada por el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana.

Porcar
Juega Limpio Orihuela

El Museo Bellas Artes Gravina ha presentado un nuevo proyecto que ofrece la particular visión de los paisajes de la tierra desde el prisma de tres grandes artistas, Porcar, Lahuerta y Varela. La exposición incluye más de setenta obras procedentes tanto de los museos de bellas artes de Castellón, Valencia y Alicante, como del Reina Sofía de Madrid, el Museu d’Art de Catalunya o la Fundación BBVA.

El diputado de Cultura, César Augusto Asencio, inauguró la muestra ayer por la mañana junto al director del CMCV, José Luis Pérez Pont, los tres directores de los museos de bellas artes de Castellón, València y Alicante, Ferrán Olucha, José Ignacio Casar y Joserre Pérezgil, respectivamente, y la comisaria Victoria E. Bonet.

Asencio destacó “la coordinación entre las distintas entidades para lograr hacer realidad esta iniciativa que pretende reunir por primera vez en una exposición el trabajo de tres artistas que fueron embajadores de su tierra, con la riqueza que ello supone para el conocimiento de esta época pictórica”.

Bajo el título ‘De paisajes, paseos y paisanos. Porcar, Lahuerta y Varela’, el proyecto nació en 2016 impulsado por el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana con la colaboración de los tres museos de bellas artes para vertebrar la obra de estos tres pintores coetáneos de la primera mitad del siglo XX. Cada uno de ellos, en un momento de esplendor cultural en nuestras tierras, se interesó por indagar en la producción artística y aportar la modernidad a los paisajes representados, dentro de su propio estilo.

Porcar, Lahuerta y Varela compartieron el extraordinario periodo de revitalización artística que surgió a finales de los años veinte en Valencia. Todos ellos disfrutaron de esta etapa de florecimiento, pero también se vieron afectados posteriormente por el conflicto de la Guerra Civil y conocieron una evolución marcada por su formación, su experiencia personal y sus referentes pictóricos.

La exposición, que permanecerá hasta el 1 de julio en el MUBAG, es fruto de una profunda indagación pictórica que hizo madurar estilos singulares pero con algunos aspectos comunes como el testimonio de un relato vital y un itinerario sentimental descrito a través de cada uno de los escenarios plasmados.