La calle La Mar de Dénia será exclusivamente peatonal tras las obras de reurbanización que comienzan en abril

La concejala de Territorio y Calidad Urbana, Maria Josep Ripoll, ha anunciado que las obras de reurbanización de la calle La Mar, en el tramo comprendido entre Cándida Carbonell y Diana, comienzan en abril.

reurbanización
PublicidadJuega Limpio Orihuela
La concejala de Territorio y Calidad Urbana, Maria Josep Ripoll, ha anunciado que las obras de reurbanización de la calle La Mar, en el tramo comprendido entre Cándida Carbonell y Diana, comienzan en abril.
Las obras supondrán “una recuperación importante del espacio público para el peatón y un cambio total de la imagen de la calle”, que se configurará como una plataforma única, con un carril central y aceras más anchas que las actuales. Además se realizará la renovación de la red de agua potable, el cambio del alumbrado público, la incorporación de pluviales en la vía, la plantación de arbolado y la instalación de una batería de contenedores soterrados.

Según ha indicado Ripoll, en el tramo comprendido entre las calles Cándida Carbonell y Carlos Sentí se mantendrá el tráfico rodado, permitiendo el aparcamiento en cordón en uno de los lados de la calle. Desde la calle Carlos Sentí hasta la Diana, la calle La Mar de Dénia será exclusivamente peatonal.

El coste de la actuación, que será financiada con las ayudas del Plan de Inversión Productiva (PIP) de la Generalitat Valenciana, asciende a 700.000 euros. El proyecto indica que el plazo de ejecución de las obras es de 3 meses, aunque la concejala de Territorio ha apuntado que podría alargarse unas semanas más. Ripoll convocó una reunión con los vecinos y propietarios de establecimientos del ámbito de la actuación para explicarles los detalles del proyecto.

Publicidad

Otra de las actuaciones incluidas en el Plan PIP, la reurbanización de la calle Sandunga, va a comenzar a ejecutarse este mes de marzo, con un presupuesto que ronda los 700.000 euros. Las obras supondrán también un cambio en la configuración de la calle, convirtiéndola en una plataforma única que será completamente peatonal, según consta en el proyecto. Los trabajos incluirán la instalación de pluviales, ahora inexistentes, y la renovación de las redes de alcantarillado y agua potable. El plazo de ejecución de estas obras es de seis meses.

La concejala Ripoll ha recordado que la Generalitat aprobó la línea de ayudas del actual Plan PIP, denominado entonces Plan Confianza, en 2009 y en 2019 estas ayudas caducan, “por lo que es necesario poner en marcha las obras pendientes”.

Junto a la reurbanización de las calles La Mar y Sandunga, también queda pendiente ejecutar el proyecto de rehabilitación de la Casa de la Marquesa Valero de Palma, en la calle Cavallers, actualmente en proceso de licitación por parte de la Conselleria de Cultura y próximo ya a adjudicarse.

Publicidad