Luis Barcala pagará las dos facturas que se deben a Escola Valenciana

El Equipo de Gobierno del Partido Popular de Alicante no asistió al Consejo del Puerto donde se trataba el tema de la gasolinera

Escola Diario de Alicante
Ernesto José Caparrós
RSU Orihuela

Las dos facturas que debía el Ayuntamiento de Alicante a Escola Valenciana en el día de la celebración de la Plaça del Llibre serán abonadas mañana ante la Comisión de Transparencia, así lo ha comunicado su alcalde. La Comisión de Transparencia y Buen Gobierno que preside el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, se reunirá con Luis Barcala para recibir el pago de las facturas, una de 2016 por 10.000 euros y la otra de 2017 de 14.732,42 euros, adeudas de la etapa del portavoz de Compromís, Natxo Bellido.

En el desglose de la primera factura aparece el pago de una nómina de 1.530 euros a Ismael Vicedo, trabajador de la Escola Valenciana, vicesecretario de Compromís y pareja sentimental de la concejala del mismo grupo, María José Espuch y que el conseller Alcaraz no ha tenido más remedio que darles una reprimenda.

“Nos sigue sorprendiendo muchísimo que el portavoz de Compromis siga sin dar la cara y echando balones fuera, primero ayer tratando de atribuir al ex alcalde Echávarri este asunto y ahora echando la responsabilidad a los técnicos, mientras él se sigue poniendo de perfil y nunca tiene responsabilidad de nada. Lo que está claro es que no da explicaciones y ahora se las pide el conseller”, ha puntualizado el alcalde. La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, se ha sentido satisfecha que este asunto esté solucionado y aclarado.

 Ausencia en el Puerto de Alicante

El Partido Socialista de Alicante ha reprochado al Equipo de Gobierno que no se presentase ayer al Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Alicante. Las críticas del grupo socialista contra el Partido Popular ha sido por los intereses por salir en las fotos mientras se debatía asuntos que conciernen a la ciudad. El alcalde estaba en Valencia para fotografiarse con el rey y Carlos Castillo en la Diputación de Alicante, al que piden desde grupo socialista, que renuncie a algunas de sus tantas obligaciones si no puede asumirlas. “Estamos acostumbrados a que Barcala no asuma sus responsabilidades y actúe, más de una vez, como un fan, en lugar de como un alcalde”, lamenta la portavoz socialista Eva Montesinos.

El tema que ayer se debatía era evitar que el Puerto de Alicante acogiese los macro depósitos. “Lo que más nos llama la atención es que el PP no haya aprendido nada con lo sucedido. Su dejadez es tal que ya no les basta con no enterarse de lo que se aprueba, es que directamente deciden no acudir”, señala la portavoz socialista. No obstante, si el alcalde no podía asistir debería haberlo hecho el concejal Carlos Castillo al que consideran que se ocupa de torpedear las inversiones del Consell en la Diputación.

El alcalde de Alicante, ha explicado que el acuerdo que adoptó ayer el Puerto está dentro de sus competencias, y en lo que respecta a la gasolinera ha dicho que dicha tramitación tiene que empezar de cero. Barcala ha recordado que cuando llegaron al gobierno había una licencia en tramitación pedida para una gasolinera, una licencia que durante los años 2016 y 2017 se había prorrogado por el concejal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón y consideraron que no había motivos para seguir prorrogando esta licencia y promovieron su caducidad. “Había un acuerdo y un compromiso de descontaminación de ese suelo, desde que se quitaron los depósitos antiguos de gasolina, eso se debería verificar”, ha comentado el primer edil de Alicante.

PublicidadDesayuna con Diario de Alicante