fbpx

Lanzan una campaña para reclamar la vacunación de los profesionales de la enseñanza

Casi el 100% de los trabajadores de los centros educativos considera que debería ser tratado como grupo de riesgo.

FSIE, el sindicato mayoritario en la enseñanza concertada y uno de los más representativos en el campo de la enseñanza privada y atención a la diversidad funcional en la Comunitat Valenciana, ha lanzado hoy una campaña para reclamar un Plan de Vacunación para los profesionales educativos valencianos.

En una encuesta realizada por el sindicato en más de 120 centros educativos, se refleja que el 97,4% de los profesionales de la enseñanza consideran que deberían ser tratados como grupo de riesgo y ser vacunados “cuanto antes” porque “están en primera línea y su labor tiene consecuencias en toda la sociedad”.

Así, FSIE ha lanzado la campaña ‘Por la Vacunación de los profesionales de la enseñanza. Somos esenciales. Vacunación ya.’ en redes sociales dirigida no solo a todos los profesionales educativos sino a las familias y a la sociedad en su conjunto, para hacer frente común y unificar “en una sola voz” todas las reivindicaciones de los profesionales y que puedan enfrentarse a esta tercera ola “con todas las garantías”.

Para ello, ha realizado una encuesta tras las vacaciones de Navidad en la que han participado más de 120 centros concertados de la Comunitat Valenciana, que refleja que el 91% de los profesionales de estos centros se siente más inseguro tras la vuelta de las vacaciones. Además, 8 de cada diez trabajadores (79,8%) prefiere vacunarse en su centro de trabajo frente a un 13% que prefiere hacerlo en un centro de salud y un 7,3% que opta por un espacio público habilitado.

“Es una reclamación que nos afecta a todos, no hay ningún sector de la sociedad que no se vea afectado por la buena marcha del sistema educativo por las repercusiones educativas, sociales y laborales que conlleva”.

Por todo ello, FSIE insiste en la necesidad de que la Conselleria de Sanidad y la de Educación se coordinen para aprobar un plan de vacunación para los profesionales educativos porque “no hay tiempo que perder”.

Para llevarlo a cabo, los docentes consideran en casi un 90% (88%), que las mutuas de trabajo deberían participar del plan de vacunación tal y como han solicitado, lo que aligeraría el sistema sanitario y ayudaría a la protección de un sector clave en menor tiempo.

Se trata de una cuestión de protección y de sentido común porque los profesores y el resto de profesionales que trabajan en la educación, “constituyen un pilar básico en esta situación extraordinaria, es el eslabón de una cadena que no se puede romper si queremos mantener la estructura social y económica”. Si ese eslabón se rompe, ha añadido FSIE “las consecuencias pueden ser desastrosas y ya llegamos tarde porque aún no hay diseñado un plan de vacunación, y si entre la primer vacuna y la segunda dista aproximadamente 20 días, estaríamos hablando en el mejor de los casos de finales de febrero principios de marzo para alcanzar la protección”.

Por todo ello, ha vuelto a pedir a ambas Consellerias que los profesionales educativos sean considerados grupo de riesgo y ha solicitado un calendario y un protocolo de vacunación “lo antes posible”.

Artículos relacionados

Teulada
CaixaOntinyent
CatalanSpanish