La Unión Vegetariana Española pide menú vegetariano en todos los comedores escolares

La Unión Vegetariana Española (UVE) insta a la Conselleria de Educación a que regule una norma para incorporar la opción vegetariana a la variedad de menús adaptados en los comedores escolares de la Comunidad Valenciana.

Juega Limpio Orihuela

La Unión Vegetariana Española (UVE) insta a la Conselleria de Educación a que regule una norma para incorporar la opción vegetariana a la variedad de menús adaptados en los comedores escolares de la Comunidad Valenciana.

Con esta medida, la organización pretende que se garanticen las diferentes opciones alimentarias en todos los centros educativos de enseñanza pública Infantil, Primaria, Secundaria y Educación Especial, así como “acabar con la discriminación de los niños vegetarianos” respecto sus compañeros de comedor.

Se trata de una iniciativa pionera porque el único antecedente es el caso de Euskadi, donde desde 2012 todas las escuelas públicas tienen la obligación de ofrecer menú vegetariano para los alumnos que lo soliciten. En el resto de España, la decisión se deja en manos de cada centro escolar.

En la actualidad, las únicas variaciones en las comidas escolares aceptadas en el marco legal son por razones de salud y religiosas, dejando fuera las opciones éticas o culturales, recuerda UVE en un comunicado.

El documento presentado por Unión Vegetariana Española a la Generalitat es una detallada propuesta en la que analiza tanto el contexto social como las bases legales actuales. También destaca los beneficios de las dietas vegetarianas, tanto para la salud como para el medio ambiente.

Como ejemplo, el informe recoge testimonios que ilustran la situación a la que se enfrentan las familias vegetarianas a la hora de dejar a sus hijos en los comedores escolares. Y defiende que hay razones sociales y jurídicas para regular la libertad de elección en base a las convicciones personales del alumno, a petición de las familias.

MÁS INTEGRACIÓN E IGUALDAD

Por todo ello, la organización vegetariana ve “una clara discriminación de los niños vegetarianos, que se ven afectados cuando algunos centros sí ofrecen voluntariamente la opción vegetariana mientras que otros no”, si bien remarca que la incorporación del menú vegetariano “en ningún modo pone en peligro el mantenimiento de la práctica dietética convencional, pero sí fomenta la integración e igualdad de oportunidades”.

También destaca la existencia de “consenso en el mundo científico y médico sobre la validez e idoneidad de las dietas vegetarianas para niños y adolescentes, constituyendo un modelo nutricionalmente correcto y saludable cuando están adecuadamente planificadas”. Y recuerda que “existe un vacío legal que deja la decisión a favor o en contra a los propios centros, dejando a muchas familias en situación de desamparo”.

“Con esta regulación, la Conselleria daría una gran muestra de progreso y modernidad, realizando un cambio pionero, que constituye un gran paso para dar respuesta a los nuevos tiempos y a una realidad que afecta cada vez a un sector más amplio de la sociedad”, ha reivindicado David Román, presidente de la organización con sede en Alcoi (Alicante).