La UMH inicia el análisis de calidad del aire en Elche

Los captadores recogen el dióxido de nitrógeno presente en el aire y, de esta manera, los investigadores pueden asociar la concentración de NO2 con el tráfico de vehículos y establecer la relación de ambos con el entramado urbano

Juega Limpio Orihuela

El Laboratorio de Contaminación Atmosférica (LCA) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche (Alicante)inicia la segunda campaña de este año de medidas de dióxido de nitrógeno (NO2) en la ciudad. Este estudio forma parte del convenio con el Ayuntamiento para evaluar la calidad del aire, ha informado la institución académica.

Los investigadores de la UMH instalarán a partir de este lunes unos cincuenta dispositivos dobles en el casco urbano y los alrededores de Elche para medir la concentración de dióxido de nitrógeno en el aire. Los resultados de la investigación permitirán identificar por épocas del año las zonas más contaminadas de la ciudad.

Los dispositivos de muestreo empleados serán captadores pasivos. Se colocarán en farolas y postes cerca de las espiras de control del tráfico que el Ayuntamiento utiliza para saber cuántos coches circulan por un determinado punto de las vías urbanas de la ciudad.

Los captadores recogen el dióxido de nitrógeno presente en el aire y, de esta manera, los investigadores pueden asociar la concentración de NO2 con el tráfico de vehículos y establecer la relación de ambos con el entramado urbano.

Para comparar estas medidas con los resultados de anteriores campañas, los dispositivos se han colocado en los mismos emplazamientos que el pasado mes de febrero.

Una semana más tarde, los captadores se llevarán al laboratorio de la UMH donde se realizarán los análisis químicos que permitirán obtener las concentraciones de NO2.

Los investigadores plasmarán los datos obtenidos en mapas de distribución de NO2 donde se puedan apreciar las zonas con mayor concentración del gas contaminante.

NO2

El NO2 se genera en la combustión de carburantes fósiles, afecta a la salud de las personas y contribuye al cambio climático, por lo que su medida se utiliza como indicador de la calidad del aire en ciudades.

La Organización Mundial de la Salud ha establecido el valor guía para proteger al público de los efectos negativos del NO2 en 40 microgramo por m3 de media anual. Durante la campaña llevada a cabo en 2007 y 2008, los investigadores determinaron que los niveles de NO2 eran superiores a este valor en ciertas zonas de la ciudad de Elche, principalmente en algunos puntos al oeste de la ciudad y en la calle Vicente Blasco Ibáñez.

El investigador del Laboratorio de Contaminación Atmosférica Javier Crespo Mira es el responsable de los trabajos, llevados a cabo dentro del Convenio sobre calidad del aire urbano (AIR-ELX), suscrito entre la UMH y el Ayuntamiento de Elche.

Ambas entidades financian esta iniciativa para evaluar la calidad del aire urbano, una herramienta clave para la gestión medioambiental que el Ayuntamiento enmarca en su plan estratégico Elx 2030 para hacer del municipio una “Ciudad Verde”.