La tormenta eléctrica provoca algunas incidencias en municipios de la provincia de Alicante

Las precipitaciones de esta madrugada inundan las carreteras donde han tenido que intervenir los bomberos para achicar agua

tormenta Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez
Juega Limpio Orihuela

La tormenta eléctrica y las precipitaciones que se han registrado esta madrugada, con hasta 300 litros por metro cuadrado en el sur de la provincia de Valencia y en toda la provincia de Alicante han provocado algunas incidencias. La Comunidad Valenciana se encuentra en alerta Amarilla según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y municipios como Ròtova, Barx y La Drova se encuentran en nivel rojo de riesgo extremo por ser las localidades donde más agua ha caído entre 225 y 310 litros por metro cuadrado. Villalonga, Pinet, la Font d’en Carròs, l’Atzúbia, Barxeta y Oliva las lluvias han dejado de 46 a 158 litros por metro cuadrado. En Elche, Orihuela, Alicante, Pinoso, Carcaixent y Buñol han llegado a caer entre 25 y 30 litros por metro cuadrado.

tormenta Diario de Alicante
Josep Manel Sánchez

En la localidad ilicitana, la lluvia eléctrica ha originado algunos desperfectos, como la caída de una cornisa en la calle Mariano Pérez Vives causando daños en la chapa y la luna trasera a un Audi A8 de color negro que estaba estacionado y que la policía local ha dado parte del percance. También la tormenta eléctrica ha ocasionado una avería en el sistema de comunicación entre la red semafórica y la sala de tráfico que ha dejado sin funcionamiento algunos semáforos, cuyos operarios han estado a lo largo de la mañana intentado solucionar el problema, mientras tanto, la policía ha regulado el tráfico evitando retenciones en la Avenida de la Libertad, principal arteria de la ciudad. En la Ronda Sur, a primera hora de la mañana debido a la acumulación de agua, se ha originado algunas retenciones y el problema más grave ha surgido en la carretera de Santa Pola a la altura del cruce de Venta Durá por hacinamiento de agua, aunque no ha sido la única carretera de la provincia con este tipo de incidencia, la intervención de los bomberos está siendo decisiva en las carreteras alicantinas para achicar la acumulación de agua.

En Denia se ha suspendido las clases de muchos colegios, así como el CEIP La Paz de Torrellano que durante hoy y mañana, a fin de prevenir posibles accidentes ante las deficiencias detectadas en la instalación eléctrica de este colegio, se ha tomado la precaución de cancelar las clases.

La alerta por lluvias comenzó ayer por la noche y finalizará el viernes a las doce de la noche, manteniéndose la alerta de nivel amarillo en el sur de la provincia de Alicante, nivel naranja en el norte de la provincia alicantina y el sur de la provincia de Valencia pudiendo activarse el nivel rojo. Desde el AEMET explican que no se trata de una gota fría pero existe inestabilidad, sobre todo, en las comarcas de la Marina Alta y la Vega Baja que tendrán dos días de intensas lluvias.