fbpx

La Policía Local disuelve una fiesta ilegal en un pub tras el toque de queda en Alicante

Denuncia a 15 personas por incumplir el estado de alarma en Alicante

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento informa que esta noche la Policía Local de Alicante ha disuelto una fiesta ilegal organizada en un pub situado en la calle Monóvar, y se han impuesto un total de quince denuncias por incumplir el estado de alarma, disuelto dos fiestas en viviendas en el dispositivo de vigilancia y control nocturno para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias y de seguridad frente al Covid.

La Policía Local en el dispositivo especial desplegado durante toda la noche para  vigilar la ciudad y garantizar el cumplimiento y respeto de las normas que pongan freno a la pandemia han disuelto dos fiestas en viviendas por denuncias de ruidos de particulares, en la calle Jazmín y San Nicolás de Bari, que tenían la música a gran volumen.

Asimismo en la vigilancia de los locales de ocio, la unidad del servicio nocturno de la Policía Local sobre las 12,35 horas, en calle San Monóvar,  ha localizado  un pub, con una fiesta ilegal en el interior del local que estaba con la persiana bajada. Los agentes comprobaron que estaban trabajadoras del local y  clientes consumiendo alcohol  con la música a gran volumen. La Policía han denunciado al titular del establecimiento por incumplimiento de horario y el toque de queda y celebrar esta fiesta, así como a los clientes y ha procedido a desalojar y cerrar el local.

Los agentes establecieron controles preventivos de tráfico y estuvieron patrullando con el Servicio Nocturno y la Fox por toda la ciudad, y durante el operativo se intervino con personas que no justificaron su desplazamiento.  En el control organizado hasta la una de la madrugada en la avenida de Elche, se impusieron cinco actas por no  respetar toque queda, y se intervinieron a tres conductores que fueron denunciados por estar conduciendo bajo las influencias del alcohol.

El concejal de Seguridad, José Ramón González,  ha destacado que “la policía inspecciona y refuerza los dispositivos todos los días con especial vigilancia en prevenir que se cumplen las medidas de seguridad, las distancias, el uso de mascarillas, el toque de queda y para prevenir y disolver los botellones que están prohibidos para evitar contagios de Covid”.

La Unidad del servicio Nocturno y de Atestados e Investigación de Accidentes, se desplazó a  un accidente con daños materiales que ocurrió de  madrugada en el Paseo Mártires de la Libertad sin heridos.

Además durante la noche se intervino en varias emergencia por viento con la caída de semáforos, una en La Cañada, y la otra a las 05.00 horas, con un semáforo con báculo aéreo que las fuertes rachas de viento lo desprendió sobre la calzada, los agentes comprobaron que no era por un accidente, y se requirió a los Bomberos del SPEIS para cortar fluido eléctrico.    

Por último en materia de auxilio ciudadano se acudió a la rotonda de  la Santa Faz, a las cinco de la madrugada, donde la Policía encontró a un señora de 85 años, que estaba desorientada localizando su domicilio y trasladándola quedando al cargo sus familiares. Y con posterioridad se  auxilió en un domicilio situado en la calle Cefeo a una señora que se había caído, que es atendida por los servicios sanitarios.

Artículos relacionados

CatalanSpanish