La Playa de los Locos de Torrevieja acogió ayer un taller de prevención de ahogamientos

El concejal de Playas, Javier Manzanares, ha destacado la utilidad de los cursos y la numerosa participación de los ciudadanos

ahogamientos Diario de Alicante
Torrevieja
RSU Orihuela

El concejal de Playas de Torrevieja, Javier Manzanares, ha asistido a la presentación de la nueva campaña de prevención de ahogamientos, organizada por las Fundaciones MAPFRE y Bandera Azul. Este programa, que recorrerá varios municipios de la provincia de Alicante, imparte numerosos talleres gratuitos, tanto a los niños como a los adultos, de primeros auxilios y de técnicas de salvamento. La Playa de los Locos ha sido el lugar escogido para poner en marcha las distintas actividades celebradas ayer.

Durante el evento, Manzanares ha declarado que se sentía orgulloso de acoger estos talleres en la ciudad de Torrevieja. “Estamos muy contentos de que las dos fundaciones  nos hayan elegido para dar estos cursos de prevención de ahogamiento en la Playa de los Locos. Escogen pocas playas de la Comunidad Valenciana. Nos sentimos muy orgullosos y muy contentos por toda la cantidad de gente que se está acercando”, a lo que ha añadido que “es bueno tener estos conocimientos, te pueden salvar la vida y pueden salvársela a la persona que intenta ayudarte”, ha explicado.

El concejal ha destacado la utilidad de los talleres, sobre todo, en situaciones de mayor peligro y urgencia. “Los socorristas y los técnicos, tanto de la Fundación MAPFRE como de la Fundación Bandera Azul, explican de una manera muy didáctica diferentes técnicas, haciendo participar a las personas que están en la playa. Nunca se sabe cuándo vamos a estar en una situación de riesgo y este aprendizaje es algo que nos puede salvar la vida”, ha concluido el edil, agregando que Torrevieja se ha convertido en la tercera ciudad de la Comunidad Valenciana con mayor cantidad de banderas azules este último año.

Las personas interesadas en participar en este taller lo podían hacer hasta última hora del día de ayer en una enorme carpa instalada para los talleres y atendida por socorristas y técnicos especializados. Entre las técnicas que se explican se encuentran el boca a boca o la compresión torácica. Los talleres tienen como objetivo prevenir el mayor número de accidentes en el agua, así como a enseñar a los bañistas algunas pautas a seguir para actuar en casos de emergencia.

Durante los cursos, los socorristas recuerdan a los adultos a mantenerse a una distancia de un brazo de los más pequeños y a vigilar a los menores de 14 años, una edad especialmente frágil por el número de víctimas mortales que se registran. Además, exponen algunos protocolos para sobrevivir en este tipo de situaciones de alto riesgo, como por ejemplo, saber reconocer una emergencia y pedir socorro. En situaciones de mayor peligro, se instruye a los asistentes a proporcionar elementos de flotación para evitar la inmersión de las víctimas. En cuanto a la asistencia sanitaria, se muestran las técnicas más importantes que deben aplicarse solo en situaciones de mayor urgencia.