fbpx

La lava del volcán de la Palma se desborda por las cuatro bocas activas

La lava fluye más líquida y con grandes rocas rumbo al mar y los expertos no descartan un terremoto de magnitud superior a 6.

Ayer se rompía parte del cono principal, desbordándose una lava más fluida por la cual discurre material de gran tamaño.

Lejos de calmarse, el volcán de la Palma está en estos momentos con una máxima actividad. Después de la nueva rotura del cono principal este lunes, la salida de la lava ha aumentado. Durante la noche, el volcán ha continuado desbordándose por las cinco bocas activas.

Después de la rotura del cráter del volcán de la Palma en la tarde del lunes han quedado cuatro bocas porque las dos más en el oeste se han unido en una sóla. La lava que fluye lo hace con mucha intensidad, aunque por la colada primigenia.

La energía térmica del volcán de la Palma equivale a 4.000 bombas atómicas

Después de 38 días de erupción, el volcán de la Palma está expulsando tanto azufre como el primer día. Sin embargo, lo peor de todo, según explican los científicos, es que el volcán de la Palma acumula en su interior tanta energía térmica que equivale a 4.000 bombas atómicas.

El volcán de la Palma continúa rugiendo sin cesar, por lo que confirma las predicciones de los científicos de que continuará su actividad durante un tiempo indeterminado. Algunos de ellos ya alertan de la posibilidad de terremotos de gran riesgo.

De hecho, los científicos que monitorizan ‘in situ’ la erupción del volcán de la Palma han alertado, de que que los terremotos en la zona pueden conseguir la categoría de magnitud 6 y han pedido a los vecinos del suroeste de la isla que se informen sobre que debe hacer llegado el caso.

El volcán de la Palma se presenta en su momento más enérgico y más explosivo. Tiene continuos desbordamientos tanto en el cono principal como en el secundario y pequeños derrumbes de las inestables vertientes. Desde anoche la lava se ha desbordado y fluye muy líquida por la colada primigenia hacia el mar.

ValenciàEspañol