fbpx

La Fiscalía considera que el alcalde de Orihuela cometió un delito de apropiación indebida por cobrar sin acudir a su puesto de trabajo

Emilio Bascuñana se encuentra en una compleja situación, ya que la Fiscalía de Alicante considera que los hechos investigados no han prescrito y se le acusa de un delito de apropiación indebida y de un supuesto fraude al cobrar durante años sin acudir a su puesto de trabajo.

La Fiscalía de Alicante concluye que Emilio Bascuñana, el alcalde de Orihuela del Partido Popular, habría cometido un delito de apropiación indebida por estar durante seis años cobrando como asesor en la Dirección Territorial de la Conselleria de Sanidad sin acudir a su puesto de trabajo.

Según adelantaba ayer eldiario.es en una publicación sobre el polémico pasado laboral de Emilio Basuñana, el fiscal jefe de la provincia de Alicante ya ha remitido las conclusiones a la Fiscalía de Orihuela, esto implica que la investigación puede acabar en una denuncia.

La Conselleria de Sanidad remitió un informe interno sobre la vida laboral del alcalde de Orihuela durante los años 2007 y 2013, y como consecuencia, le abrió un expediente sancionador tras comprobar que no existían documentos que probaran que Bascuñana acudiera durante esos años a la dirección territorial a trabajar como médico de cabecera.

La inspección abrió una investigación en la que interrogó al actual alcalde de Orihuela pero en sus declaraciones Bascuñana no pudo aclarar su polémica situación laboral.

La Fiscalía de Alicante, tras evaluar el informe de Sanidad y el interrogatorio al alcalde del PP, ha considerado que los hechos son constitutivos de un ilícito penal por lo que el fiscal Jorge Rabasa concluye que “tras las diligencias de investigación penal incoadas en esta fiscalía con número 243/19, y con base en el informe emitido por la fiscal instructora, se observa que los hechos que describe efectivamente podrían ser en principio, y sin perjuicio de ulterior valoración, constitutivos de un delito de presunta apropiación indebida de dinero”.

El fiscal jefe considera que el supuesto delito se habría cometido en Orihuela, aunque la Conselleria de Sanidad lo denunció en la Fiscalía de Alicante, y le remite al fiscal de ese departamento el escrito y el informe de la fiscal instructora para que “ejerza sus competencias”. En este punto, la Fiscalía de Orihuela debe continuar con el procedimiento que puede acabar en una denuncia ante el juzgado de Instrucción.

Emilio Bascuñana se encuentra en una compleja situación, ya que la Fiscalía de Alicante considera que los hechos investigados no han prescrito y se le acusa de un delito de apropiación indebida y de un supuesto fraude al cobrar durante años sin acudir a su puesto de trabajo.

Artículos relacionados

CatalanSpanish