Juntos somos más fuertes

Luis Barcala, alcalde de Alicante, escribe un artículo de opinión sobre la importancia de la unión en el Día de la Hispanidad.

Luis Barcala, alcalde de Alicante, posando de perfil en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante
Luis Barcala, alcalde de Alicante, posando de perfil en el Castillo de Santa Bárbara / Populares Alicante
Juega Limpio Orihuela

El 12 de octubre es para nosotros y para todo el mundo hispano una fecha señalada en el calendario porque conmemoramos nada más y nada menos que el descubrimiento del continente americano por Cristóbal Colón en 1492. Y es un día para celebrar con orgullo porque la fusión de culturas y razas que comenzó hace ahora más de quinientos años marcó un antes y un después en el devenir del mundo, que no podría ser lo que es hoy, sin el hito que significó la llegada al nuevo mundo de los españoles.

Pero además de volver la vista atrás con orgullo de lo que fuimos capaces de hacer desde la fortaleza del Reino de España, hoy es más necesario que nunca que reflexionemos sobre los problemas que afrontamos como nación cuando precisamente se ponen en cuestión los valores y la unión que hizo de nuestro país una de las potencias del mundo.

Juntos somos más fuertes. Esto es algo que nadie desde el análisis racional puede poner en duda y menos en unos momentos históricos en los que la dirección hacia la que debemos caminar es a hacernos más grandes en el contexto de una Europa unida dentro de un planeta en el que necesitas tener una voz potente para que se te escuche en los retos inmediatos que se nos presentan, como la conservación del medio ambiente o la guerra comercial.

No deja de sorprenderme que, a la sombra de una de las mayores crisis económicas que hemos sufrido como país, lo que se haya abierto paso es un discurso donde frente a la necesidad de unión y fortaleza algunos defiendan, de forma ciega e irracional, posiciones secesionistas que en modo alguno se pueden anclar en la preservación de la identidad o la cultura propios, suficientemente garantizadas en nuestra Constitución y nuestro Estado de las autonomías.

La única respuesta que cabe para los que desde la deslealtad, la ceguera, el egoísmo y la insolidaridad quieren a toda costa romper la unidad de nuestro país -y no me estoy refiriendo sólo a los independentistas catalanes porque ese riesgo lo podemos observar en las posiciones políticas de algunos partidos presentes en nuestra Comunitat- es la fortaleza de un Estado democrático, de sus leyes y de sus instituciones, pero también la determinación de una nación que es plénamente consciente de que, como decía unas líneas más arriba, juntos somos más fuertes para defender nuestra prosperidad, nuestro desarrollo y el futuro de todos los españoles.

Luis Barcala.

Alcalde de Alicante.