```

Noticias de Alicante y provincia

miércoles, 24 abril 2024

La Generalitat y Elche buscan la fórmula de financiación para completar la reforma de San Antón

La idea es lograr la participación del Ministerio para facilitar una nueva vivienda a todos los vecinos del barrio

El alcalde de Elche, Pablo Ruz, acompañado por el edil de Estrategia Municipal, Francisco Soler, y el gerente de Pimesa, Antonio Martínez, ha visitado este lunes el cuarto edificio del barrio de San Antón, cuyas obras finalizarán en el mes de abril. “Compromiso absoluto del Ayuntamiento con este barrio y sus vecinos y esta obra es una muestra de ello”.

Este cuarto bloque cuenta con 9 plantas y está integrado por 54 viviendas (36 de tres dormitorios y 18 de dos dormitorios), 2 locales comerciales y 2 plantas sótano con 41 plazas de garaje. La superficie total construida alcanza los 6.162,10 metros cuadrados. Las viviendas cuentan con superficies útiles entre 46,85 y 58,93 metros cuadrados y hay adaptadas para personas con movilidad reducida. Además, este edificio, al igual que los tres anteriores, cuenta con medidas para fomentar la eficiencia energética, alcanzando una calificación “B”.

Las viviendas de este cuarto edificio se destinarán al realojo de las 40 familias propietarias incluidas en el bloque 6 inicial, que se incorporarán en verano. Además, queda pendiente determinar entre los demás bloques del barrio la asignación de las viviendas restantes.

Con la finalización de los 3 primeros edificios y esté cuarto en su recta final son más de 330 nuevas viviendas, lo que supone una tercera parte del toral del barrio. Según Ruz, existe un “compromiso absoluto con la reforma del barrio y la integridad de un espacio urbano que requiere de atención preferente de los gobiernos municipales”.

Con la conclusión de las obras del cuarto edificio se pone fin a la primera fase de reforma de San Antón. Al mismo tiempo, ya se trabaja con Conselleria, en el inicio de la segunda fase y el quinto edificio, que se ubicará en la parcela más oeste frente al colegio Miguel Hernández.

Ruz ha señalado que también se trabaja en la búsqueda de la fórmula de financiación entre Ministerio, Conselleria y Ayuntamiento para promover la reforma completa del barrio en los próximos años y facilitar una vivienda al millar de vecinos que viven en este entorno. “Este es un proyecto de ciudad en el que estamos todos comprometidos”.

Por otra parte, este año está prevista la demolición de los bloques 11 al 14, ya que las parcelas deben quedar limpias para seguir con la promoción.