fbpx

Miles de británicos celebran la ‘Fancy Dress Party’ en Benidorm, sin miedo al COVID19

Sin mascarilla, sin distancia de seguridad y sin miedo al Covid19. Así está siendo la celebración de la Fancy Dress Party en Benidorm.

Sin mascarillas, bailando, brindando, abrazándose… Y sin miedo al Covid19, a pesar de la preocupante situación en Benidorm.

Siguen aumentando los casos positivos en esta ‘capital turística’ para el turismo británico. Pero parece que las ganas de fiesta también van en aumento. Desde hace casi 30 años, Benidorm finaliza sus Fiestas Mayores Patronales con un evento multitudinario para los británicos: la Fancy Dress Party.

Este evento, que con el paso de los años se ha convertido en un icono para los británicos en Benidorm. Es básicamente una fiesta de disfraces. Eso sí, al reunir a tantas personas, se acabó realizando en las propias calles la ciudad, y es que no hay bares suficientes para acoger tanto aforo.

Lo que empezó siendo una fiesta de 20 personas, se ha convertido en uno de los eventos del año, llegando a acoger hasta 50.000 personas en los años prepandemia. Era entonces cuando se organizaba hasta una cabalgata que recorría las principales calles de Benidorm. Pero este año, al igual que el anterior, se ha decidido cancelarla.

Esto no ha impedido que los británicos celebren su Fancy Dress Party. Los propios pubs de la ‘zona inglesa’ lucen adornados con banderas británicas, globos de colores y diferentes temáticas. La música acompaña en las calles de Benidorm a los británicos que, desde primera hora, lucen sus mejores disfraces.

Sin miedo al COVID, sin mascarilla, y la gran mayoría sin estar vacunados, pero con muchas ganas de revivir aquellas Fancy Dress Party. El resultado podremos verlo en las próximas semanas, cuando se actualicen los datos de casos positivos.

Importante despliegue policial

Para evitar el ‘desmadre’ de otros años, teniendo en cuenta la situación pandémica en el país y, concretamente, en Benidorm, agentes de la Policía Nacional y de la Local patrullan, desde las 10 de la mañana, las calles de esta zona británica. El objetivo: contener en medida de lo posible esta fiesta que se celebra cada año.

Para ello, Ayuntamiento y Subdelegación del Gobierno han preparado un dispositivo especial, vigilando que se cumplan las medidas de seguridad. También se impedirán las aglomeraciones fuera de los pubs. Eso sí, reconocen que se trata de una «fiesta privada», por lo que resulta «muy difícil establecer normas». Sí se vigila el cumplimiento de las medidas de seguridad, los aforos, el uso de la mascarilla y la distancia de seguridad.

CatalanSpanish