Rafael Serralta: “En Ibi hay grandes oportunidades de empleo”

Rafael Serralta, alcalde de Ibi, afirma que hay muchas oportunidades de empleo en el municipio porque su crecimiento industrial es imparable.

0
203
Rafael Serralta, alcalde de Ibi

El mandato de Serralta se caracteriza por tener la planificación como base. Gracias a esto sacan adelante muchos proyectos y acciones con tres objetivos claros: proyectar Ibi al exterior, atender las necesidades y demandas de los ibenses y dotar de vida al pueblo. 

En esta legislatura gobiernan en mayoría absoluta, con 11 concejales, lo que les permite poner en marcha acciones que ya tenían en mente en la legislatura anterior. “Tengo la suerte de tener un equipo de grandes trabajadores, no paramos de trabajar en todo el año”, explica el alcalde. 

Aunque uno de sus objetivos es proyectar Ibi al exterior, no se olvidan de conservar y mantener su patrimonio. De hecho, se han llevado el Premio Autonómico Archival por su proyecto de reconstrucción total del Molí de Paper. También han restaurado uno de los pozos de nieve. Y, por supuesto, sus dos emblemas, las fábricas de juguetes Payá y Rico.

Y es que si por algo es conocida esta localidad es por ser una de las cunas internacionales del juguete. Llegaron a tener más de 70 fábricas y, actualmente tienen 15.

La Fábrica Payá, una de las más importantes de España, es el origen de todo y forma parte del patrimonio histórico, ya que muchas de las empresas que ahora existen en Ibi surgieron de allí. Las personas hacían prácticas en la fábrica y aprendían el oficio, para después poner en marcha su propio negocio del juguete. Aunque ahora también es icono cultural del municipio. Es más, su remodelación lleva consigo la construcción de un museo sin tocar apenas nada de lo que ya hay allí, para conservar su esencia. Más de 100 años de historia que se abrirán al público. Y la Fábrica Rico, que también alcanza ya los 100 años desde su apertura, es todo un referente cultural en el pueblo, pues se habilitó como sala multiusos y acoge un sinfín de actividades durante todo el año. 

Por otro lado, y aunque su principal activo durante más de un siglo ha sido el juguete, también hay otros sectores que son las patas económicas de la localidad. En sus polígonos industriales hay fábricas de automoción, plástico, química y tecnología, entre otras.

“Ibi tiene un proyección enorme”, afirma su alcalde que, además, es Concejal de Industria y Empleo. Hay más de 550 empresas con un fuerte lazo de unión comercial entre ellas.  Es por eso, que ya tienen la licitación para la construcción de un nuevo polígono. Es un municipio que no tiene techo en cuanto a crecimiento de industria se refiere. Esto posibilita el generar empleo y fomentar el emprendimiento. “Aquí en Ibi hay empleo y se necesita mano cualificada. Y tenemos las mejores máquinas de inyección del mundo”, señala Serralta. 

Por esta razón, está en marcha un programa de emprendimiento, que tiene como objetivo principal evitar la fuga de talentos. Esto, unido al nuevo impulso que le están dando a la FP, seguro atrae a personas que quieran labrarse un porvenir laboral en industria. “Queremos que venga gente y no se vaya, porque aquí hay empleo”, insiste el líder popular. 

Además, dentro del plan de Igualdad de Ibi, hay becas para mujeres que quieran emprender en este tipo de negocios que, antes estaban más enfocados a hombres. Es una máxima para el equipo de gobierno local romper con esas barreras de género. Incluso es algo que exportan también a los juguetes, favoreciendo la fabricación de juguetes inclusivos no solo en materia de género sino a todos los niveles sociales. “Por ejemplo, ahora hay muñecos hombre llevando carricoches o Barbies con perros lazarillo o sonotones”, explica el regidor. 

 

Parque temático Fofó
Parque temático Fofó- Fotografía de Francisco Gil

 

Y siguiendo esta línea de inclusión, tienen varios parques temáticos con total accesibilidad para personas (mayores y niños) con disfuncionalidades. 

 

 

Como hemos dicho, una de sus prioridades es atender las necesidades de sus habitantes. Cabe destacar que la partida presupuestaria que más sube cada año es la de servicios sociales, vertebrada en tres áreas principales. En primer lugar, en la atención a personas mayores. Ibi es un pueblo de unos 24.000 habitantes, en el que  más de 6.000 son personas mayores. Un problema importante teniendo en cuenta que solo tienen una residencia gestionada por unas monjas (que ya no están) con 38 plazas. 

Por este motivo, desde el PP de Ibi, llevan dos años y medio pidiendo otra residencia a Mónica Oltra. “Les hemos regalado hasta el terreno y nunca nos han contestado dando luz verde. No vemos mucha voluntad para pagar una nueva residencia, a pesar de que, por ley, es su competencia”, denuncia Serralta. Y afirma que la Diputación está asumiendo funciones en servicios sociales propias de la Generalitat. 

“No entiendo por qué el PSOE de Ibi no ha ido a reclamar esto, siendo el Presidente  de la Generalitat de su partido. Porque para mí, primero está Ibi y luego el PP”, añade.

Como en tantas otras localidades, hay muchas casas sin ascensor y “hay gente que está condenada a no salir de su casa en la vida”, lamenta el regidor. Por eso, tienen en marcha programas de asistencia a estos ciudadanos, tales como el “Menjar a casa”. Les llevan la comida a diario a personas que tienen dificultades para salir de sus casas o cocinar. 

En segundo lugar y no menos importante, abordar la lucha contra la violencia de género es una de las prioridades. No obstante, tienen activado el protocolo VioGen y una vivienda protegida para víctimas de violencia de género. Esperan tener hasta dos más durante esta legislatura. 

Y, por último, hay un compromiso con los animales latente. Tienen convenio de recogida sacrificio cero con la protectora de Ibi, cuya reforma se va a financiar con subvención de Diputación. “Más de 2.000 personas vamos de caminata a la Teixereta el 24 de diciembre. Y muchas van con sus perros. Es algo habitual aquí”, indica el alcalde. 

Crecimiento industrial y clara vocación social definen a Ibi. Pero no podemos obviar su gastronomía. Y es que el helado ibense es otra de las señas de identidad. En este mes de febrero se rinde homenaje a los trabajadores de este sector con la “Festa dels Geladors”, en la que se celebra el comienzo de la temporada en marzo. Talleres, actividades para niños y, por supuesto, reparto de helados, confluyen en un día tan señalado para el pueblo. 

En el área cultural, destacan sus tres museos: Museo del Juguete, Museo de la Diversidad y Museo Arcade (único en España). Incluso la oficina de Turismo es prácticamente otro museo del juguete, pues tiene la forma de un tren y en su interior podemos encontrar figuras de los juguetes clásicos de la Fábrica Payá a tamaño real. 

El alcalde nos ha contado que tienen en marcha la reforma de la Casa de los Reyes Mayos, que actualmente está en desuso. Es un proyecto de gran envergadura, cuya inversión alcanza los 400.000 euros. En este 2020 esperan tenerla en funcionamiento con ayuda de la Diputación. Ya hay varias empresas interesadas en la concesión. Y para romper con la barrera de la estacionalidad, se van a organizar visitas teatralizadas y actividades culturales en en el paraninfo que alberga. Otro de los recursos turísticos que tiene Ibi para ser un lugar de visita indiscutible. 

Como ya hemos adelantado antes, el gobierno local que no para de planificar acciones y actividades para dar vida al municipio. Y lo demuestra también a la hora de mantener su espíritu festero.

 

ENFARINATS D'IBI Fotografia de Francisco Gil
ENFARINATS D’IBI Fotografia de Francisco Gil

 “Los Moros y Cristianos de Ibi tienen que verse”, comenta orgulloso Serralta. Aunque aclara que las fiestas más populares  y auténticas de allí son las de invierno, en plenas navidades. “Els Amamantats”, “Els Enfarinats” y la “Dansà de Fadrins” son los festejos más tradicionales y con siglos de historia detrás. 

 

La Cabalgata de Reyes Magos también es todo un símbolo en Ibi y la conocen en toda España por su originalidad. Los pajes suben con escaleras a muchas de las casas del pueblo para entregar los regalos a las niñas y niños. Además, la Asociación de Paqueteros reparte casi 3.000 paquetes a los más pequeños del municipio, para que ninguno de ellos se quede sin su juguete. 

Ibi, esa localidad el interior, donde puedes sentirte atendido,encontrar un buen trabajo, disfrutar del mejor helado artesano, divertirte en sus fiestas tradicionales o admirar sus almendros en flor mientras recorres sus senderos naturales por la montaña en compañía de tu familia. Para vivir o para visitar, Ibi es muy buena opción.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.