fbpx

La Enfermería alicantina achaca el colapso de la sexta ola al ninguneo de la Generalitat con el colectivo

Consideran que el Consell debería aplicar la sentencia sobre la desprotección de los médicos al inicio de la pandemia y extenderla al personal de enfermería.

El Colegio de Enfermería de Alicante ha tildado de “mala gestión y actitud de la Conselleria de Sanidad” con el colectivo sanitario en la gestión de la sexta ola. El órgano colegial no duda en señalar a la administración regional como culpable del colapso sanitario que está viviendo la provincia. A su juicio, el panorama responde a que han desestimado “sistemáticamente los ofrecimientos y sugerencias de la profesión enfermera durante toda esta crisis sanitaria”, desde el inicio de la covid, en marzo de 2020. Además sostienen que las propuestas y los acuerdos alcanzados tras la primera ola han caído en saco roto.

Los enfermeros enumeran algunas de las cuestiones que consideran que han motivado la asfixia en la atención sanitaria. Entre ellas rescindir contratos de los profesionales que están en primera línea como son los de Enfermería, no tener en cuenta las propuestas del Colegio de Enfermería para llevar a cabo las campañas de vacunación, obviar la necesidad de contar con las enfermeras escolares para abordar la pandemia desde las aulas y otros tantos aspectos  que según afirman “nos han llevado a la situación que tenemos en la actualidad que, por mucho que sea provocada por un virus con una alta transmisibilidad, sus efectos se podían haber mitigado”. De haber sido así, añaden “no tendríamos la brutal presión asistencial y condiciones de trabajo en Atención Primaria y no estaríamos viendo cómo desde los hospitales se tienen que suspender operaciones con el grave perjuicio que eso añade a la salud de los ciudadanos”.

Desde el Colegio, apostillan que el personal de enfermería cuenta con gran conocimiento del sistema sanitario y con la formación adecuada en materia de gestión por lo que subrayan que sus aportaciones deben ser tenidas en cuenta.

Además, ponen de manifiesto que se están “viviendo situaciones muy contradictorias, como lo ha sido también que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, haya pedido perdón a los sanitarios por la falta de materiales de protección al comienzo de la pandemia pero haya dicho al mismo tiempo que va a recurrir la sentencia”.  Consideran que “Puig debería no solo acatar la sentencia, sino hacerla extensiva también a las enfermeras y enfermeros, que han sido y son los profesionales más expuestos a los contagios durante esta crisis sanitaria”, añaden.

Así se ha puesto de manifiesto desde la Organización Colegial de Enfermería, desde la cual se ha denunciado que la Comunidad Valenciana ha encabezado durante varios meses la lista de sanitarios contagiados en cifras totales, según los datos del Ministerio de Sanidad.

CatalanSpanish