El PP de Alicante sufre “una derrota sin paliativos” en una “gélida” noche electoral

César Sánchez, José Císcar y Luis Barcala coinciden en valorar que la fragmentación del centro-derecha ha llevado a que su partido obtenga los peores resultados en unos comicios generales.

Barcala compareciendo en la noche electoral del PP alicantino junto a Sánchez y a Císcar/ Alex Ferrer.
Barcala compareciendo en la noche electoral del PP alicantino junto a Sánchez y a Císcar/ Alex Ferrer.
PublicidadJuega Limpio Orihuela

Rostros cabizbajos, ambiente muy frío y tardía comparecencia. “Es un descalabro, no lo esperábamos”, reconocía un alto cargo del PP alicantino. Los populares han obtenido su peor resultado en unas elecciones generales (66 escaños) y en clave alicantina han perdido su hegemonía en la provincia después de 26 años  (PSOE 4-3 PP) y más preocupante ha llegado a ser en la capital alicantina donde ha quedado en tercer lugar por detrás del PSOE y Ciudadanos.

Cuando el reloj superaba las doce de la noche, César Sánchez (candidato al Congreso por la provincia de Alicante), José Císcar (candidato a les Corts por Alicante) y Luis Barcala (alcalde de Alicante) “dieron la cara” en la noche más dura de la historia del Partido Popular.

Publicidad

Los tres líderes del PP han coincidido en determinar que la fragmentación del centro-derecha ha sido clave para explicar el batacazo de los resultados electorales, pero cada uno ha usado un matiz.

César Sánchez ha animado a los suyos a “ponerse a trabajar para recuperar la confianza de muchos españoles  para liderar una oposición constructiva” y ha incidido en que “no vuelvan a producirse unas elecciones” en las que el centro-derecha vuelva a ir fragmentado porque ” no es bueno ni para la provincia  de Alicante, ni para la Comunidad Valenciana ni para España”. Además, ha puesto en valor que el PP “se ha levantado de muchas situaciones difíciles” en estos casi 40 años de historia y aunque ” hoy pasa por un momento complicado”, ha recalcado que desde mañana todo se pongan a trabajar  con “ilusión” para “unir, coser y ser  una alternativa en las próximas elecciones” puesto que “España necesita al PP y al centro-derecha”.

José Císcar ha sido el dirigente más autocrítico: “No  tenemos que poner paños caliente a la derrota, es una derrota del PP sin paliativos”. El presidente de los populares alicantinos ha incidido en la fragmentación del centro-derecha y le ha mandado “un recado” a los votantes de VOX: “Si no querían que Pedro Sánchez fuera presidente, con su voto ha conseguido que lo sea.  Es ea realidad y lo tenemos que decir”. Siguiendo la misma línea, ha destacado que de cara a las elecciones municipales seguirán advirtiendo de los peligros de  no unificar el voto y sobre los comicios de mayo ha dejado claro a los suyos que “prohibido caerse y rendirse”. Por último, ha llamado a todos a reflexionar de estos malos resultados y ha calificado a su partido de “absolutamente imprescindible y necesario” para España.

No se puede extrapolar de cara al “round” de mayo

Finalmente, Luis Barcala ha insistido en “las consecuencias” de ese “voto no suficiente meditado, el voto no reflexionado, el voto que se hace con las vísceras y no con la cabeza” y ha servido para que se tomen como referencia en unas municipales alicantinas de las que no se puede extrapolar nada de hoy a las de mayo: “No es equiparable una situación a la otra, en absoluto”. Recalcando en “la batalla” por la alcaldía de Alicante, su máxima figura ha dicho que mañana “empezamos el segundo round electoral” y ha alabado el proyecto de su partido: “El PP sigue siendo igual de valido para España, Comunidad Valenciana y Alicante, vamos a darlo todo para que en un mes se nos vuelva a valorar  lo que se ha hecho y lo que estamos dispuestos  a dar por nuestra ciudad”.  El alcalde terminó con un mensaje motivador a los suyos: “No hay tiempo para el desanimo, Alicante nos necesita”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad