El primer pleno ordinario de la Diputación muestra “el rechazo” del PSOE para reclamar al Gobierno “una solución urgente” a la financiación autonómica y reabre debates sobre el modelo de la institución provincial

El diputado de Compromís, Gerard Fullana, pone en duda las palabras de Carlos Mazón de que "los intereses de la provincia son los mismos que la Diputación" mientras que el presidente del organismo provincial le recrimina al valencianista su postura de que "es mejor que se le dé el dinero directamente a los municipios sin pasar por la Diputación" y le pide que hable claro si lo quiere Compromís es "la desaparición" de estas instituciones provinciales o "un invento catalanoide" con una ley de mancomunidades.

Carlos Mazón hablando con Adrián Ballester ante la atenta mirada de Julia Parra / Diputación de Alicante
Carlos Mazón hablando con Adrián Ballester ante la atenta mirada de Julia Parra / Diputación de Alicante
Juega Limpio Orihuela

El primer pleno ordinario de la Diputación de Alicante escenificó “el inicio del curso político” en la institución provincial. En él, nos dejó momentos de absoluta unanimidad, “la soledad” del PSOE en la moción para pedir (en su caso no pedir) al Gobierno de Pedro Sánchez “una solución urgente” a la financiación autonómica, pequeños roces entre el PP, PSOE y Compromís y “la traca final” entre Gerad Fullana y Carlos Mazón por el modelo de la propia Diputación. En esta última batalla dialéctica, Carlos Mazón reivindicó la importancia y utilidad de la Diputación y contrapuso esta idea al intento de “eliminación” o de “inventos catalanoides” que tiene Compromís del propio organismo alicantino. Además, este estreno plenario nos dejó una anécdota: un minuto de silencio por el  fallecimiento del legendario cantante alcoyano Camilo Sesto y por una nueva de las víctimas de la violencia de género.

Cuando el reloj marcó las 11:08 horas, Carlos Mazón comenzó el pleno de septiembre. Fue una sesión tranquila, cordial y rápida hasta que llegamos al “punto álgido”. Compromís presentó una moción en la que instaba al Gobierno de Pedro Sánchez a “convocar de forma urgente el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para buscar soluciones colegiadas a los problemas de financiación de las comunidades autónomas y municipios y garantizar la suficiencia financiera de las instituciones valencianas”. El diputado valencianista reclama “unanimidad todas las instituciones valencianas en esta reivindicación”. Esta moción fue aprobada con los votos de Compromís, Ciudadanos y PP. En las filas populares, su portavoz provincial, Eduardo Dolón, confirmó la postura de su grupo, pero también le “lanzó un dardo” a Fullana: “Le instamos a que estas propuestas se eleven a la cúpula de su partido y como dijo Mónica Oltra que iba a montar un pollo cuando gobierne el PP, le sugerimos que con esta moción montemos conjuntamente un pollo a quien gobierna la nación”.

Sin embargo, lo más destacable de este punto fue “la soledad” del PSOE provincial en su rechazo a respaldar esta moción: “Estamos a favor en el fondo, pero no en la forma. Esto no es el instrumento útil para llegar a la solución de este problema cuando estamos con un Gobierno en funciones”, declaraba Toni Francés, portavoz socialista. Fullana les demandó a los socialistas “mayor valentía” y Francés les recriminó que “Compromís ya está en campaña electoral” y les afeó que el conseller Marzà dijera que “el Gobierno de Pedro Sánchez es igual que el de Rajoy”. Carlos Mazón cerró este capítulo “dandóle la puntilla” al dirigente socialista: “El señor Marzà dijo textualmente que ahora estamos peor que con el PP”.

Los diputados provinciales votando por unanimidad en el pleno / Diputación de Alicante
Los diputados provinciales votando por unanimidad en el pleno / Diputación de Alicante

Se rebajó la tensión con la segunda moción, esta vez presentada por el Grupo Socialista en la que se pide que “se estudie la posibilidad de que la Diputación de Alicante establezca una línea de ayudas a los municipios para la elaboración de planes de emergencia”. Fue aprobada por unanimidad, aunque esto no ha imposibilitado que el diputado de Emergencias, Javier Sendra, mostrara su dudas con la moción: “Esta medida supondría duplicar un servicio que ya presta la Agencia Valenciana de Seguridad y Emergencia, entidad que ya ha realizado los planes de emergencias de 86 municipios”.

“El interés repentino” del PSOE por la reunión Mazón-Oltra

En el capítulo de Ruegos y Preguntas, Carlos Mazón mostró “su sorpresa” con el repentino interés del PSOE por la reunión que mantuvo a principios de agosto con la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, sobre la transferencia de competencias del Doctor Esquerdo y del Hogar Provincial: “La reunión se produjo hace más de un mes y hasta la fecha el Grupo Socialista no había mostrado interés por conocer el contenido de la misma”. El presidente de la institución provincial dejó claro que acordaron “crear una comisión mixta” para “ordenar el traspaso de competencias”, que de momento hay “buenas palabras e intenciones” y que “está esperando más noticias” de la Generalitat sobre esta materia. Por último, manifestó la firme postura de la institución provincial: “Nosotros hemos tendido la mano a la Generalitat Valenciana no para hacer continuismo de las amenazas que todavía están sobre esta Diputación y por tanto sobre esta provincia, sino para seguir defendiendo nuestros intereses en un clima que pueda propiciar soluciones”.

“El diccionario de Fullana” y “el invento catalanoide”

Finalmente, “la traca final” llegó con la intervención de Fullana. El portavoz de Compromís se dejó “la artillería” para los últimos compases con el objetivo de criticar “los insultos” que ha recibido del diputado Alejandro Morant. Fullana sacó “un diccionario rojo de la marca Vox” y le instó a Morant a que buscara el significado de las palabras “política, transparencia e igualdad”. Los supuestos insultos, según Fullana, surgen por el rechazo de Compromís a “las condiciones ventajosas” que tenía en la adjudicación de subvenciones. Este “show” no le gustó al presidente provincial: “Esto de sacar los diccionarios me parece una profundidad política de primer nivel”, ironizaba Mazón.

El último “encontronazo” lo protagonizaron precisamente Carlos Mazón y Gerard Fullana. El dirigente de Compromís cuestionó la frase del presidente provincial de que  “los intereses de la provincia son los intereses de la Diputación” y defendió que “es mejor que se le dé el dinero directamente a los municipios sin pasar por el organismo provincial”. Esta frase fue utilizada por Mazón para lanzarse una ofensiva final al valencianista: “Tenemos un concepto de Diputación radicalmente distinto. Las Diputaciones son el principal organismo administrativo de las provincias. Si fuera por la Generalitat Valencia, en Alicante no habría hospital de San Juan, ni de Orihuela y si no fuera por la Diputación hay muchos municipios pequeños que no tendrían servicios básicos. Así que aclárenme desde Compromís si lo que pretenden realmente con esa frase es la desaparición de las Diputaciones”.

Mazón terminó con un “punch final”: “Ustedes no quieren que el dinero vaya directamente a los municipios, sino que pasen por las mancomunidades, que es el modelo catalán. Ustedes quieren impulsar una ley de Mancomunidades que va a generar más burocracia, politización y  más tiempo para que lleguen el dinero a los municipio. No estoy a favor de inventarme otro embudo más por el que tenga que pasar el dinero, esto en el fondo esconde un interés por politizar el reparto de ayudas. Por lo tanto, lo que quieren es crear un ente intermedio politizado, controlado y manipulado por ustedes copiando el modelo catalán. Le agradeceré que en un día diga si lo que quiere es la eliminación de las Diputaciones o seguir con ese invento catalanoide”.

Finalmente, el debate del modelo o concepto de la Diputación se puede resumir  parafraseando a Julio Iglesias “siempre hay que porqué vivir porqué luchar…la vida sigue igual”.