fbpx

Podem y Esquerra Unida instan a poner fin a la ‘discriminación’ de los campelleros con el TRAM

 Pedirán al Gobierno Autonómico que los presupuestos den solución a la falta de paradas y diferencia tarifaria en El Campello

 

La coalición parlamentaria de Unides Podem y Esquerra Unida en Las Cortes Valencianas pedirá a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad los informes técnicos que argumentan la supresión del apeadero de Cala D’Or, en la zona norte de El Campello. Pretenden buscar alternativas para instalar un nuevo apeadero en el norte del municipio. Esto supondría bien reactivar la puesta en marcha de paradas proyectadas ya en 2003; o bien buscar nuevas ubicaciones para dar servicio a una población anual de 1.500 personas, que se triplica en verano.

Sostienen además, que El Campello es un municipio “discriminado”, el único con dos zonas tarifarias de TRAM. “Tenemos vecinos y vecinas que tienen que pagar prácticamente el doble para ir por ejemplo a Alicante, Benidorm o a Xávea”, dependiendo de si viven en la zona A o en la B, apunta Eric Quiles, portavoz del Grupo Municipal de Podem.

El Ayuntamiento ha informado por nota de prensa que “los vecinos y visitantes de las calas de la zona norte de El Campello no dispondrán ni ahora ni en el futuro, de un apeadero de ferrocarril de vía estrecha en Cala D’Or”. Este comunicado hace referencia a la negativa del Consell a la moción presentada por Esquerra Unida al pleno municipal en 2018, que fue aprobada por unanimidad. Las razones que argumentan los técnicos de la Red de Ferrocarriles Valencianos, autores del informe, son técnicas, económicas y de accesibilidad. Sostienen que los tiempos serían mayores al habilitar una nueva parada, que el coste de la instalación sería “elevado” y que existe una “extrema dificultad” para poder encontrar el espacio físico adecuado. La instalación resultaría inaccesible para personas con movilidad reducida, detalla el escrito.

Desde los dos partidos de la oposición explican que el apeadero se suprimió en 2003 para construir uno en Terra Mítica y ya tenía los accesos construidos. Desde los grupos sostienen que la población se ha triplicado desde entonces y los vecinos necesitan movilidad. “Es necesario analizar cómo ha ido evolucionando la población en este tramo costero. La zona norte no puede tener solo una parada. Teníamos tres (la de Cala D’Or y otras dos proyectadas inicialmente) y llevamos 20 años con una”, asevera Pedro Mario Pardo, portavoz de Esquerra Unida en el Consistorio. En opinión de Estefanía Blanes, diputada de Unides Podem-Esquerra Unida en las Cortes Valencianas, no van a dejar pasar el tema. “Que el TRAM tarde unos minutos más para dar servicio a miles de personas es algo asumible”.

Blanes solicitará hoy mismo o el lunes los informes para buscar alternativas que hagan viable la restitución del apeadero eliminado o la creación de nuevas paradas. Una vez estudiados los informes tendrán distintas alternativas. Entre ellas hablar con las áreas del Consell pertinentes, presentar proposiciones no de ley al Parlamento Valenciano y sobre todo pedir una partida de cara a este presupuesto o al del próximo año que atienda las infraestructuras en El Campello, punto de conexión entre las localidades costeras de L’Alacantí y las dos Marinas. Asimismo, solicitará la eliminación de la división zonal y la integración tarifaria en El Campello.

Los tres portavoces han lamentado además el retraso por parte del Ayuntamiento en dar a conocer la negativa del Consell a la moción de Esquerra Unida, que ya se conocía desde el pasado septiembre. Por su parte, el Ayuntamiento explica que el alcalde popular, Juanjo Berenguer, acaba de recibir la respuesta del Consell, motivada por la queja planteada ante el Sindic de Greuges ante el retraso en la respuesta a la propuesta del Ayuntamiento.

CatalanSpanish