fbpx

Descubren un refugio antiaéreo de la Guerra Civil en Elda

Las obras de remodelación de la Plaza de Arriba sacan a la luz uno de los refugios antiaéreos de la Guerra Civil más grandes de la comarca.

El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, ha anunciado hoy que los trabajos que se están realizando para la remodelación de la Plaza de Arriba han sacado a la luz un refugio antiaéreo de la Guerra Civil.

El regidor eldense ha estado acompañado durante la comparecencia por los concejales de Servicios Públicos Sostenibles, José Antonio Amat, y de Patrimonio, Amado Navalón, así como por el profesional encargado del seguimiento arqueológico de la obra de la Plaza de Arriba, José David Busquier, y el arqueólogo municipal, Juan Carlos Márquez.

Alfaro ha explicado que “se trata de una noticia de enorme importancia relacionada con el patrimonio histórico de nuestra ciudad y que, personalmente, me ha emocionado. Teníamos identificado el cementerio musulmán en esta zona y éramos conscientes de que cuando se realizan obras de este tipo pueden aparecer vestigios del pasado en el subsuelo, pero en ningún momento nos podíamos imaginar que íbamos a encontrar un refugio de estas dimensiones y en tan buen estado”.

El alcalde de Elda ha detallado que “se trata de una galería, situada a unos 10 metros de profundidad y de unos 400 metros de longitud, que cuenta con un corredor principal y otro tres más que van en dirección a la Iglesia de Santa Ana, a la Plaza del Ayuntamiento y a la calle de la Purísima”.

El interior de las galerías se ha conservado en perfectas condiciones, especialmente las bóvedas, mientras que el suelo también está bien conservado, aunque presenta acumulación de escombros y de barro en algunos puntos muy concretos.

El refugio mantiene la antigua instalación de alumbrado eléctrico, pero está totalmente deteriorada y también cuenta con varios respiradores distribuidos por las galerías y fabricados con material cerámico, que también están intactos.

Rubén Alfaro ha afirmado que “como curiosidad, puedo indicarles que en uno de los ladrillos hay una firma datada en febrero de 1938 y también hay restos de objetos de la época, que suponemos fueron dejados por los obreros que realizaron la infraestructura”.

El alcalde ha confirmado que el objetivo es “poner en valor este refugio, y así le he trasladado la indicación al concejal de Patrimonio para que se redacte un proyecto. En principio hay que dotar de luz eléctrica, instalar barandillas en los escalones de acceso y alguna cosa más. Vamos a trabajar para integrar la entrada dentro de la plaza porque este refugio complementa una de las vías de promoción exterior que estamos trabajando. Hemos organizado actividades relacionadas con los últimos días de la República y con esta infraestructura se complementaría de una manera muy significativa nuestra propuesta turística”.

José David Busquier, por su parte, ha explicado que “en este tipo de obras hay que hacer un seguimiento arqueológico. En este sentido, estamos al tanto de cómo se está desarrollando la obra, en coordinación tanto con la empresa como con el Ayuntamiento. Tras el hallazgo, lo preceptivo es informar a la Conselleria de Cultura y al promotor de la obra, que en este caso es el propio Ayuntamiento de Elda”.

ValenciàEspañol