Una denuncia anónima permite desmantelar un cultivo indoor de marihuana en Dénia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Dénia a los tres presuntos responsables de una plantación "indoor" de marihuana oculta en un domicilio, utilizado a su vez como punto negro de venta de sustancias estupefacientes, ha destacado la Comisaría provincial.

PublicidadJuega Limpio Orihuela

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Dénia a los tres presuntos responsables de una plantación “indoor” de marihuana oculta en un domicilio, utilizado a su vez como punto negro de venta de sustancias estupefacientes, ha destacado la Comisaría provincial.

La investigación se inició por una denuncia anónima formulada a través de la web de la Policía Nacional, en la que advertía de la posible existencia de esa plantación.

Publicidad

Los investigadores determinaron que se trataba de una vivienda con difícil acceso, apartada de la vía pública y cuyas vías de acceso eran caminos sin asfaltar. Los agentes detectaron, además, un gran trasiego de vehículos y personas no residentes, que accedían en bicicletas o caminando al interior de la vivienda por un breve espacio de tiempo y seguidamente se marchaban del lugar.

Varias de las personas fueron interceptadas por los agentes a una distancia prudencial y comprobaron que portaban sustancias estupefacientes como marihuana o cocaína. Del mismo modo, se pudo localizar a dos hombres en las inmediaciones que se encargaban de tareas de vigilancia.

Finalmente, los investigadores identificaron a uno de los presuntos responsables y comprobaron que la vivienda se encontraba ocupada de forma ilegal por esta persona. Asimismo, se logró identificar a los otros dos integrantes de la presunta organización y se determinó las funciones que cada miembro tenía repartidas.

Así, el líder de la organización tomaba las decisiones referentes a la adquisición de sustancia estupefaciente, su almacenamiento y la venta, mientras que los otros dos se encargaban de cultivar y custodiar la plantación de marihuana, así como de la vigilancia y venta al menudeo de la droga que ocultaban.

REGISTROS

En los tres registros domiciliarios efectuados el pasado martes se han incautado 200 plantas de marihuana, más de 2.000 gramos de cogollos y casi 100 gramos de heroína y cocaína dispuesta para su venta. Además, los agentes establecieron ese mismo día un dispositivo policial que permitió detener a los tres presuntos responsables.

La plantación estaba dispuesta en una sala totalmente diáfana de la vivienda donde se había instalado una completa infraestructura para el crecimiento acelerado de la marihuana, con múltiples lámpara halógenas y sistemas de ventilación forzada para lograr varias cosechas anuales.

En el techo habían instalado varias cadenas metálicas donde se encontraban en proceso de secado 200 plantas de marihuana. Los agentes incautaron más de 2.000 gramos cogollos, casi 100 gramos de heroína y cocaína dispuesta para su venta, así como multitud de útiles para el cultivo y venta de las sustancias estupefacientes.

DEFRAUDACIÓN DE FLUIDO ELÉCTRICO

La Policía ha constatado que la plantación disponía de un enganche ilegal al suministro eléctrico público, por lo que los presuntos autores fueron acusados de un delito contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos, todos españoles y de 28, 30 y 48 años, fueron puestos este jueves a disposición judicial. Dos de ellos han ingresado en prisión.

Publicidad