Condenada a más de 12 años de cárcel por agredir y quemar la casa de su novia en Sant Joan

Una mujer ha sido condenada a doce años y siete meses de cárcel por agredir a su novia y quemar luego la casa que ambas compartían con el propietario, en la localidad alicantina de Sant Joan d'Alacant, tras la ruptura de la relación.

novia
PublicidadJuega Limpio Orihuela

Una mujer ha sido condenada a doce años y siete meses de cárcel por agredir a su novia y quemar luego la casa que ambas compartían con el propietario, en la localidad alicantina de Sant Joan d’Alacant, tras la ruptura de la relación.

La sentencia recoge que no hay dudas de la autoría del incendio, que no provocó víctimas mortales ni heridos, pero obligó a desalojar todo el edificio, puso en riesgo la vida de los vecinos y causó daños tasados en 157.843 euros.

Publicidad

Los hechos sucedieron la tarde del 18 de mayo de 2017 en el entresuelo de una finca situada en el número 51 de la calle Carmen de Sant Joan, cuando la acusada, Patricia F., mantuvo una discusión con su novia.

Según ha declarado probado la sección primera de la Audiencia de Alicante, la procesada agarró de los brazos a la víctima, la arrojó contra una mesa y le dijo: “Antes de que me dejes, te mato yo, yo decido cuándo vas a vivir o morir”.

La mujer agredida le dijo que la relación entre ellas había terminado, que se iba al gimnasio y que a su vuelta debía tener hecha la maleta porque, de lo contrario, llamaría a la Policía. La agresora le respondió entonces que para entonces no tendría ya casa porque iba a prenderle fuego, al tiempo que la amenazaba otra vez de muerte.

Patricia F., según el fallo, cumplió su advertencia y prendió fuego a las ropas de la cama que había en un dormitorio, se marchó del piso y acudió a un bar cercano para tomarse una copa. Cuando el encargado del establecimiento le avisó, ella negó que la que estuviera ardiendo fuera su casa e hizo lo mismo ante un policía local, que decidió, no obstante, identificarla porque varios vecinos la señalaban como inquilina de la vivienda siniestrada.

Fue arrestada al día siguiente en la partida de Vistahermosa, en término municipal de Alicante, por una patrulla policial, después de que intentara, supuestamente, golpear a la víctima con un martillo.

El juicio por esta causa se celebró a principios del pasado mes de marzo y la procesada, que se encuentra en prisión provisional por estos hechos, negó tanto haber golpeado a su pareja como provocado el incendio posterior.

Sin embargo, tras analizar las declaraciones de testigos y policías, el tribunal cree que hay pruebas para culparla por ambos hechos y le condena a doce años de cárcel por un delito de incendio y a siete meses por los malos tratos.

El tribunal, que ha rechazado atenuar la condena por la ingesta de alcohol y drogas, le ha impuesto también una orden de alejamiento respecto a su expareja de dos años, así como la obligación de indemnizar a los vecinos por los daños que causó el fuego en sus casas.

Publicidad