Noticias de Alicante y provincia

jueves, 8 diciembre 2022

La Comunitat Valenciana atiende 300 urgencias al año por atragantamientos

Los atragantamientos también son una de las principales causas de muerte accidental en niños, representando el 40% de las muertes en menores de un año.

Los alimentos menos seguros para los niños son aquellos de textura dura y formas redondeadas, como los frutos secos. Los especialistas recomiendan que no se ofrezcan enteros hasta los cinco años por el riesgo alto de que puedan quedarse atascados en la vía aérea. De hecho, según los pediatras españoles, entre el 60% y el 80% de los atragantamientos se producen por su ingesta. La prevención es fundamental para evitar estos accidentes.

Alimentos que más atragantamientos provocan en los niños

- Advertisement -

Hay otro tipo de alimentos que pasan más desapercibidos y que, por sus características, también pueden provocar el tan temido atragantamiento, como la zanahoria o la manzana, que no se deben ofrecer crudos a los niños pequeños. Lo correcto es rallarla o cocinarla antes de ofrecérsela.

Las salchichas son un recurso bastante habitual en la alimentación infantil. Aunque su textura es blanda, su forma cilíndrica hace fácil que se puedan quedar atascadas en la tráquea, obstruyendo las vías aéreas. Es recomendable cortarlas en trozos longitudinales.

- Advertisement -

A los peques les encanta los frutos con hueso, como las cerezas, o las aceitunas, que habría que evitar en los más pequeños. También en este caso, su forma esférica los hace muy susceptibles de quedarse encajados en la faringe, sobre todo si se tragan sin masticar. Lo correcto es ofrecérselos cortados en trozos verticales, o en cuartos.

En general, otros alimentos duros como la carne o embutidos, que no se desmenuzan fácilmente, deben cortarse en trozos muy pequeños, si se los ofrecemos a menores de 5 años.

Y también hay que hacer mención a las “chuches” que tanto les gustan: los caramelos duros, redondos, o las palomitas de maíz, también pueden suponer un peligro.

Para reducir el riesgo de atragantamiento, desde la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello se recomienda evitar dar esos alimentos a los menores de cinco años.

¿Qué podemos hacer en caso de atragantamiento?

Cuando comemos, las vías respiratorias se cierran para que el alimento no pase y vaya directamente por la vía digestiva. Sin embargo, algunas veces el cierre no es perfecto y el resultado es el atragantamiento. Habitualmente, toser es suficiente para para expulsar el alimento. Pero en ocasiones el cuerpo extraño se aloja en algún punto, obstaculizando la respiración.

En caso de una obstrucción total, hay que seguir el protocolo de primeros auxilios en atragantamiento y llamar a los servicios de emergencias. Este consiste en palmadas en la espalda con una progresión a las compresiones abdominales -maniobra de Heimlich-, si las anteriores no son eficaces para desalojar el cuerpo extraño. Es muy importante comenzar con las maniobras de desobstrucción rápidamente, ya que a partir del minuto 4 puede producirse daño cerebral.

CatalàEspañol