fbpx

25N: Que no te engañen, es tu cuerpo, son tus derechos

Columna de opinión sobre 25N de Noelia Císcar, concejala de Igualdad de Calpe


El 25N es el día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, conocida como violencia de género, pero ¿se sabe a qué hacen referencia estos términos?


Si buscamos diversas definiciones, encontraremos un punto en común: todas ellas refieren el daño producido en las mujeres por parte de un hombre. 
Y es que, aunque es necesario denunciar todo tipo de violencia los 365 días del año, desgraciadamente sigue siendo más necesario que nunca que no olvidemos el número de mujeres asesinadas por sus parejas. 


Por ello, un nuevo 25N nos invita a unirnos en en el recuerdo de las que ya no están, sumarnos al dolor de sus familias y lanzar un mensaje de esperanza para quienes, aunque todavía viven inmersas en esa violencia, buscan salir de ella. También a agradecer a todas las personas comprometidas en la lucha contra la violencia de género.
Pero sobre todo, un nuevo 25N, nos debe invitar a reflexionar sobre esta lacra social que incapacita a las mujeres que la padecen, y en ocasiones tiene el final más duro, el asesinato.
Es un fracaso para la sociedad, un fracaso que debemos convertir en victoria a través de nuestra lucha constante, cada uno dentro de sus posibilidades. En ningún caso se debe tolerar ningún tipo de violencia sobre las mujeres, ya que, no solo la violencia física es violencia de género. La violencia psicológica, sexual, económica, patrimonial, social o vicaria (relacionada con los hijos) también lo son. Muchas de ellas, más dañinas que un golpe, porque la violencia silenciosa es más difícil de identificar y, por ello, en muchas ocasiones, más difícil de verbalizar para pedir ayuda.
Es importante, dotar de recursos a las mujeres maltratadas para que puedan desarrollarse y sentirse capaces de salir adelante. Teniendo presentes, que, en muchos casos, no solo ellas son las que sufren, si hay menores implicados también sufren dicha violencia y son los “puntos débiles ” que el maltratador utiliza para someter a la mujer. Que ellas sepan que sus hijos y ellas estarán protegidos.
Conseguir la eliminación de esta desigualdad, entre mujeres y hombres, es nuestra gran lucha social. Todos juntos: gobiernos, cuerpos y fuerzas del estado, profesionales cualificados y sociedad, debemos aunar fuerzas para dar voz a las víctimas, que sepan que no están solas, que ellas no son las culpables, que nadie puede ejercer ningún tipo de violencia sobre ellas, tenemos que empoderarlas y darles la fuerza que necesitan. Todos y cada uno de nosotros, podemos ser fundamentales ante este desafío.


No estás sola, pide ayuda, estamos a tu lado.
Es su cuerpo, son sus derechos.

Artículos relacionados

CatalanSpanish